Home | Placeres | Equipaje | Con Ferry Xpress: Viaje por mar hacia Bocas del Toro

Con Ferry Xpress: Viaje por mar hacia Bocas del Toro

Por Iralís Fragiel – Fotos: Guillermo Machado / María Gabriela Machado /Cortesía Ferry Xpress

Siempre había deseado conocer Bocas del Toro. Playas transparentes de arenas blancas, estrellas de mar que puedes alzar como si de bebés marinos se tratara, la estampa de un paisaje pintoresco y colorido que las fotos y los sites promocionan como uno de los destinos más paradisíacos de Panamá.

Sin embargo, el recorrer una distancia, en carro, de al menos 10 horas, desde la Ciudad de Panamá hasta Bocas, era un aspecto que le restaba atractivo para mí, pues no quería perder un día de mis vacaciones manejando. Así que recientemente descubrí una interesante opción, sin conducir, que me permitía aprovechar el tiempo y no faltar a mi trabajo, en caso de no tener días libres, y así disfrutar de un fin de semana inolvidable. Tampoco se trata de un viaje en avión, que aunque es el medio de transporte más rápido, resulta costoso.

Ahora el nuevo Ferry Xpress ofrece su servicio no sólo de transporte marítimo, sino para pernoctar (como hotel) con lo que nos da la posibilidad de descubrir las bellezas de Bocas del Toro, en pocos días, y con toda las comodidades. Parte de la Ciudad de Colón (en Colón 2000) los viernes en la noche, a partir de las 7:00 p.m., y llega a Bocas el sábado, temprano en la mañana. Por supuesto, esto depende de las condiciones climáticas. El barco duerme en Bocas el sábado y regresa el domingo en la noche, para amanecer nuevamente el lunes en Colón. El desembarque inicia bien temprano, desde las 6:30 a.m., con lo que inclusive puedes llegar a tu trabajo, directo de la playa, para aprovechar el tiempo.

Casi un crucero

Lo primero que me sorprendió al ver al Ferry Xpress fue su tamaño. Uno pudiera pensar que es un barco pequeño en el que sólo hay sillas para trasladarse. Sin embargo, esta embarcación tiene 11 pisos, 10 de ellos operativos, y el más alto para que aterrice un helicóptero, en caso de emergencia. No se sorprenda al ver que la tripulación es europea. El ferry Adriático es noruego y propiedad de la empresa italiana SNAV.

El barco con capacidad para 1.320 personas y 500 vehículos cuenta con 379 cabinas, entre las sencillas y las suites de lujo, tres restaurantes, una discoteca, un duty free, spa, además de 300 sillas, para quienes deseen usar el ferry solo como medio de transporte. Sin embargo, la opción de utilizarlo como hotel es seductora, pues la tripulación está dispuesta a consentirle y a encargarse de todo, para que no tenga que preocuparse por nada. Si desea hospedarse el paquete incluye pasaje, habitación y dos comidas: desayuno y cena. No incluye bebidas alcohólicas.

Es importante destacar que el barco funciona como hotel sólo para el viaje a Bocas del Toro, ya que a la Ciudad de Cartagena, en Colombia, se desviste de su traje de minicrucero y luce como ferry para trasladar a pasajeros y sus respectivos carros.

Si desea usarlo únicamente como medio de transporte, tanto a Bocas del Toro como a Cartagena, hay opciones a bordo para comer a precios accesibles en desayunos, almuerzos y cenas, o saborear algún snack. El bar Chiringuito les mostrará el sabor del caribe en la cubierta, con el mar y las islas como telón de fondo. En las noches la cita para pasarla bien es en la Disco Bar: karaoke, actividades para niños, baile, lo que desee para divertirse y sortear el vaivén de las olas. En el piso 7 también hay una pequeña área para niños en la que podrán jugar los más pequeños, mientras sus padres escuchan música en vivo. Las carteleras digitales que están en la recepción tienen toda la información sobre las actividades del día y la noche. Si quiere puede tomarse una foto, y buscarla al final de su viaje, un recuerdo que nunca olvidará.

Tips del viajero

El barco no tiene piscina, pero sí un “sun deck” para las personas que quieren tomar sol.

Se permite una maleta por pasajero y la segunda paga precio extra.

Los precios son por cabina y por persona. Los niños menores de 2 años no pagan y los niños hasta los 12 años pagan como menores. A partir de los 12 años pagan como adultos.

Se pueden llevar animales con los trámites pertinentes.

Las propinas no están incluidas.

Es posible reservar el barco parcialmente y por completo para eventos privados.

Solo se puede fumar en los pasillos exteriores del barco.

El ferry cuenta con enfermería en caso de necesitar primeros auxilios.

El tipo de pago es en dólares, tarjetas de crédito Visa y Mastecard. No se aceptan tarjetas American Express ni pesos colombianos.

Para mayor información sobre promociones y precios de los boletos, puede llamar al Centro de Reservas: 380-0909, visitar www.ferryxpress.com, consultar a su agencia de viaje, o acercarse a las oficinas principales de Ferry Xpress en la Avenida Balboa, frente al Centro Comercial Multicentro.

Vuelta a Bocas del Toro en dos días

Al finalizar el periplo, Ferry Xpress duerme en las aguas cercanas a Isla Colón, que es la isla principal del archipiélago de Bocas del Toro. El pasajero tiene dos días para disfrutar de las bellezas de sus playas. El sábado no existe hora específica de entrada al barco. El día domingo si debe estar a más tardar a las 3:30 p.m., pues el regreso al puerto de Colón 2000 es las 4:00 p.m.

Al bajar, cuenta con unas embarcaciones pequeñas, que están cubiertas al hospedarse en el Ferry, y que te llevan a Isla Colón. Este encantador lugar está salpicado de hoteles coloridos y también tiene minisúper para hacer las compras que necesite. El Ferry permite llevar cooler, pero vacío, por lo que toca comprar lo necesario en Isla Colón o en las otras islas a las que se traslade.

Infórmese bien de los precios y opciones para conocer Bocas del Toro. Se pueden hacer tour por mar o por tierra (no los ofrece el Ferry, y el costo es aparte). El día sábado, es ideal para hacer un tour más largo y caminar al atardecer por Isla Colón. Los costos del recorrido por mar oscilan entre 20 a 25 dólares por persona. Uno de los más famosos es el que incluye la isla Red Frog. Esta playa destaca por sus grandes olas (ideales para surfear). Tome en cuenta que debe caminar un trayecto de 25 minutos, desde que las pequeñas embarcaciones lo dejan en la entrada, y debe pagar 3 dólares por persona, hasta llegar a la playa. El recorrido es hermoso, decorado por un paisaje selvático. Luego está Coral Cay, ideal para hacer snorkel y almorzar. Las personas se broncean en sus muelles de madera, pues la isla no tiene espacios libres de arenas blancas. La Bahía de los Delfines es otra parada obligada. Tiene que estar atento pues puede que, repentinamente, salten los delfines para mostrarse en todo su esplendor. Sin embargo, depende totalmente de ellos: si ese día están tímidos o se atreven a saludar y salir de las aguas grises. Puede que quizás vea simplemente una aleta o a la madre junto a su hijo, haciendo piruetas fuera del mar. Se recomienda también incluir en la parada Isla Carenero que es la más cercana a Isla Colón. Tiene arenas blancas, no es tan oceánica, pero debe tomar previsiones ante los mosquitos (llevar repelente según la época del año). No posee restaurantes ni toldos.

Otro paseo que puede hacer en mar o tierra es el que lleva a Playa La Estrella o Boca del Drago. Puede ir en taxi o en buses que cobran tan solo 4 dólares por persona. Si escoge la ruta marítima destacan otras paradas como Isla de Pájaros y un breve recorrido frente al hermoso hotel Punta Caracol. Playa La Estrella tiene aguas transparentes y llanas, y al observar el fondo puede que resalte una luz naranja: es la estrella de mar. Están familiarizadas con las personas, pero no deben estar mucho tiempo fuera del mar. Se deben tratar con cariño y respeto como cualquier especie marina. Playa La Estrella también posee infraestructura turística, como restaurantes a la orilla del mar y toldos para protegerse de los rayos del sol. Boca del Drago es hermosa y muy virgen. Aunque también tiene opciones gastronómicas que podrá disfrutar.

Es importante tomar en cuenta que las distancias son extensas entre las islas: de 30 a 40 minutos. Usted puede quedarse en la que desee, con previo acuerdo con el capitán. Estas son sólo algunas opciones recomendadas: Bocas del Toro tiene 9 grandes islas, más de 50 cayos y 200 islotes, algunos de ellos deshabitados. Las alternativas son variadas, ideales para desconectarse, entrar en contacto con la naturaleza, y disfrutar de la particular personalidad que muestran cada una de ellas.

Disfrute de la revista en Issuu

Check Also

Festival de otoño en la Suecia rural

El festival de otoño Östgötadagarna ofrece el primer fin de semana de septiembre delicias culinarias, …

2 comments

  1. Hola . Me gustaia saber los precios para adultos de 18-32-34 y niños de 4-11-14
    Gracias….

  2. Hola
    Me gustaría saber los precios para 3 adultos