Home | Placeres | Cuerpos y Mentes | Cosméticos duraderos

Cosméticos duraderos

Conservar -o prolongar- la vida útil de los productos de belleza solo requiere un poco de atención. Estas son algunas medidas que evitan su deterioro prematuro

Por Magaly Rodríguez

Procure no introducir los dedos en los tarros de cremas y bases. Lávese las manos antes de usarlos, y para extraerlos, use un hisopo limpio o una paletica que pueda lavar tras cada uso; de esta manera evitará contaminarlos. A la hora de comprar, son ideales los productos con aplicadores que dosifican, pues así se minimiza el contacto con el aire y las bacterias.

Lave los instrumentos de aplicación. Mantener el blush, las sombras y el polvo en óptimo estado. Empieza por conservar las motas de maquillaje y las brochas limpias. Lávelas al menos cada 15 días con agua templada y champú para bebés y déjelas secar muy bien antes de usar. Puede disponer las brochas y pinceles dentro de un portalápices, siempre con las cerdas hacia arriba, para mantenerlas aireadas y sin deformidades.

Evite bombear el exceso de la máscara para pestañas. Es un hábito innecesario. Meter y sacar repetidamente el cepillo aplicador de la máscara de pestañas solo contribuye a resecar el producto y a recortar su vida útil.

Evite guardar el maquillaje en el gabinete del baño. Aunque ciertamente es el lugar más cómodo, dejarlos allí significa exponer continuamente estos productos al calor y vapor de la ducha, lo cual se traduce en más humedad y por ende en mayor riesgo de proliferación de hongos y bacterias. Almacénelos en un espacio seco.

No exponga sus cosméticos al sol. Si en su peinadora inciden directamente los rayos del sol, probablemente ese no sea el mejor lugar para colocar sus cremas y perfumes. Recuerde que estos productos suelen venir empacados en envases opacos para que la luz no los degrade; consérvelos dentro de sus cajas y en un lugar fresco. Evite también dejarlos por largo tiempo en su carro, donde también pueden ser víctimas de altas temperaturas que modifiquen sus propiedades.

Cierre muy bien los esmaltes de uñas. Una vez que las uñas están recién pintadas, impera la ley del mínimo esfuerzo para no dañarlas, pero un frasco mal cerrado puede resecar el esmalte lentamente. Cerciórese de ajustar bien la tapa antes de devolverlo a su lugar.

Limpie las roscas y bordes. Con una toallita de papel, procure mantener libres de residuos los bordes de los envases de sus cosméticos, ya sean cremas, labiales, bases u otros productos. Es una manera de evitar que allí se acumule la suciedad, sobre todo si lleva estos enseres sueltos en la cartera. Si los guarda en un bolso o estuche, lávelos mensualmente.

Disfruta de la revista en Issuu

Check Also

En Nueva York, una pequeña ventana a la moda latinoamericana

Exhibir en Nueva York es un sueño inalcanzable para la gran mayoría de los diseñadores …