Home | Placeres | Cuerpos y Mentes | Lesiones más comunes en los corredores

Lesiones más comunes en los corredores

Correr regularmente ayuda a fortalecer la estructura ósea, activar la circulación sanguínea, aumentar la masa muscular, mejorar la resistencia física y liberar endorfinas. Es por ello que cada vez más personas se suman a esta práctica deportiva, que, si bien contribuye al bienestar integral, se deben tener en cuenta ciertas medidas preventivas para evitar lesiones.

La doctora Ethy Oziel, especialista en medicina deportiva, recomienda hacerse una evaluación muscular y esquelética para descartar o tratar lesiones antes de iniciar la práctica deportiva, esto permitirá recibir asesoría en cuanto al entrenamiento que debe hacer, ya sea que quiera aumentar su resistencia física o ganar velocidad y hasta el tipo de calzado a usar.

Lesiones comunes

Rodilla del atleta: es una condición dolorosa que se presenta en las rodillas que quienes practican actividad física (corredores, ciclistas, etc.) y es generada por contacto excesivo entre la Banda Iliotibial y el Epicóndilo Lateral. Cuando el atleta dobla y extiende la rodilla en forma repetitiva y prolongada, el Epicóndilo Lateral roza contra la Banda Iliotibial, produciendo un síndrome de fricción e inflamación progresivo que puede mejorar espontáneamente con reposo, inicialmente, y reaparece posterior a la actividad deportiva pero más intensa. De acuerdo con la doctora Ethy Oziel, esta es una de las lesiones más frecuentes, puesto que 9 de cada 10 atletas llega a tener esta dolencia.

Calambres musculares: esta dolencia se da por varias razones. En primer lugar, por debilidad muscular; en segundo lugar, por la pérdida de flexibilidad en el músculo, y en tercer lugar sucede, porque cuando hacemos ejercicios sudamos y ese sudor arrastra sodio de la sangre hacia afuera, causando en el corredor una patología conocida como hiponatremia. “La hiponatremia produce una sensación de fatiga temprana y calambres musculares generalizados que son imparables”. De acuerdo con la doctora Oziel, se le recomienda al corredor complementar su trote la ingesta de cápsulas de sal para reponer la que pierde.

Tendinitis Aquileana: ocurre cuando el tendón de Aquiles se inflama y puede causar degeneración del tejido. Puede ser causada por someter al tendón a presión excesiva o por forzarlo a trabajar en condiciones anormales, así como por el uso de calzado inadecuado, debilidad de las articulaciones del tobillo, cambios abruptos en la distancia y velocidad.

Tirón muscular: se presenta como un pequeño desgarro en el músculo. Es causado por el sobre estiramiento del músculo o por realizar grandes esfuerzos sin el previo calentamiento, y puede generar una importante rotura muscular.

Esguince de tobillo: es un desgarro en los ligamentos que protegen al tobillo y los que ayudan a realizar sus movimientos. Suele ser causado por un movimiento fuerte en la dirección contraria a la que trabajan los ligamentos.

Fascitis plantar: es una inflamación de una estructura anatómica conocida como fascia plantar que va desde el talón hasta los dedos. Puede ser causada por el aumento de las distancias recorridas, el uso de calzado inadecuado y la falta de estiramiento al finalizar el ejercicio.

Periostitis tibial o Síndrome de estrés tibial: comienza con una dolencia, en lo que conocemos coloquialmente como la espinilla, generalmente en el medio después de aumentos no progresivos de velocidad o de kilometraje. Es decir, una persona que corre 8 kilómetros 3 veces por semana y repentinamente decide correr 21 kilómetros. También puede ocurrir con un atleta que tienen una velocidad aproximada de 6 kilómetros por minuto y repentinamente comienza a correr a cuatro kilómetros por minutos. Ese cambio abrupto de velocidad o kilometraje es lo que causa ese dolor. Según la doctora Ethy Oziel, esta es la lesión más común en los corredores “nueve de cada 10 atletas caen en esta lesión”.

La especialista considera que para prevenir todas estas lesiones es necesario entrenar de forma progresiva y que la rutina de entrenamiento se adapte a tu capacidad. “En caso de que se te presente alguna dolencia mi recomendación es que acudas a un especialista para atenderla de manera adecuada”.

Disfrute de la revista en Issuu

Check Also

Reforzar la sana autoestima en los adolescentes no es tarea imposible

Las transformaciones que se sufren durante la pubertad y gran parte de la adolescencia, forman parte …