Home | Placeres | Cuerpos y Mentes | Mucha dieta y cero pérdida de peso

Mucha dieta y cero pérdida de peso

Descubre las posibles causas

Por Yaurisel Barranco – Nutricionista / Dietista – Encargada de programas de Nutrición y Bienestar a nivel empresarial Correo: y.barranco17@gmail.com- Instagram @yauriss_menoskilosmassalud

Cuando al fin tomas la decisión de llevar una meta de pérdida de peso, sea por salud o por estética, sientes que haces dieta todos los días, sin embargo no observas los resultados esperados en tu peso y acabas abandonando todo plan de alimentación, es aquí donde debes detenerte y evaluar tus hábitos alimentarios.

Los hábitos alimentarios que elijas pueden ser saludables o no y son determinantes para preservar o deteriorar tu calidad de vida.

Te comparto algunos hábitos alimentarios para que revises si te identificas con algunos de ellos y puedas moldear estos hábitos alimentarios:

No comes durante todo el día, cuando llega la noche aparece el hambre. El omitir las comidas durante el día y consumir todas las calorías en la noche no te va a llevar a la pérdida de peso, recuerda que vienes de un periodo de ayuno durante el tiempo que tuviste durmiendo, por lo cual un buen desayuno que aporte los nutrientes adecuados es primordial para iniciar la mañana, seguido, esparcir los demás alimentos a lo largo del día (realizando tus 3 comidas y las meriendas entre comidas.)

Comes pequeñas cantidades de alimentos. No se trata de comer pequeñas cantidades de alimentos sin quedar saciado, se trata de equilibrar las porciones de cada alimentos a ingerir, según la necesidad de tu cuerpo, para ello también es importante fraccionar todas tus comidas para evitar la ansiedad.

Baja calidad en los alimentos y comidas. En la nutrición, la cantidad debe guardar relación con la calidad de los alimentos.

La calidad de lo que consumimos es determinante por lo cual debes procurar que estos sean bajos en grasa, calorías, menos refinados y siempre utilizando métodos de cocción como asados, hervidos y a la plancha, las fritutas o salsas en exceso.

Tu alimentación no es constante. Si eres de los que realiza en una semana dos días de dieta y los tres restantes no das seguimiento al plan alimenticio, no habrán resultados. Lastimosamente estos hábitos no son adecuados para perder esas libras de más en las cuales te has enfocado.

Lo que se hace una vez no encamina hacia los resultados esperados, los cambios alimentarios que lleves a cabo deben ser constantes, repetitivos, por lo tanto, debes tener presente darle un seguimiento a cada hábito saludable.

Consumes siempre lo mismo. Si llevas mucho tiempo consumiendo una alimentación monótona, lo primero que debes hacer es revisar que los alimentos que consumes sean adecuados en calidad, cantidad y variedad. Los alimentos que se encuentran en tu plato deben tener una correcta distribución que incluya diferentes tipos de alimentos como se indica en la pirámide de alimentación.

Poca ingesta de agua. Para quemar calorías es necesario estar hidratado, por lo tanto una buena ingesta de agua es un aliado para la pérdida de peso. Crea el hábito de consumir diariamente un mínimo de 2 litros de agua.

Sin actividad física. Modificar la dieta no es lo único necesario para reducir peso y medidas. Para una correcta y progresiva pérdida de peso es necesario la combinación perfecta entre una alimentación adecuada acompañada de la actividad física constante. Puedes iniciar solo realizando los ajustes en tu alimentación pero debes considerar incluir la actividad física, para no estancarte en el mismo peso o te tomará más del tiempo para lograrlo y en el camino desistir. Si no has obtenidos los resultados que esperabas, es hora de incorporar una rutina de ejercicio iniciando con 30 minutos que pueden ser caminatas, de manera constante, no olvides el calentamiento previo a cualquiera actividad.

Fines de semana sin dieta. Desde que inicia la semana te organizas para cumplir estrictamente con la alimentación sana todos los días, sin embargo, al llegar los fines de semana todo esfuerzo realizado decae al consumir grandes porciones de comidas y alimentos fuera de casa altos en calorías, lo cual no te hará perder peso y posiblemente incrementará. Como recomendación, si se te antoja algún postre o comida no tan saludable esos días, consúmelo una sola vez en porciones pequeñas y no hacerlo un hábito.

Es importante reconocer si tus hábitos alimentarios son adecuados, antes de iniciar una alimentación saludable, así evitarás fracasar en tu intento de lograr el peso en el que te has enfocado.

Disfruta de la revista digital

Check Also

Bolt correrá los 100 metros de la reunión de Mónaco

La leyenda jamaicana de la velocidad Usain Bolt, que disputa en este 2017 su última …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *