Home | Placeres | Cuerpos y Mentes | Sanar por dentro y por fuera

Sanar por dentro y por fuera

Por Jacqueline de los Ríos de Urbanc

El dolor, el sufrimiento, la intolerancia, la irritabilidad, los miedos, las depresiones, la incertidumbre, la frustración, la culpa, y tantas emociones que pueda que se me escapen son causantes de nuestra enfermedad física y origina que nuestro cuerpo diga: ¡ya no puedo más!

Es frecuente que nos preocupemos por lo que aparentamos, cómo lucimos en cuanto a cuerpo, rostro, corte de cabello, arreglo personal, porque es la imagen que el resto de las personas perciben, aunque la procesión vaya por dentro y pretendamos ocultar lo que igualmente seguirá afectándonos.

Salud y belleza podemos asociarlas, ya que, al tener buena salud emocional y física, podemos convertirnos en personas bellas de manera integral. La belleza es exterior porque nuestro rostro habla, el descanso y el sueño impactan en la vista, en nuestras expresiones, en el estado anímico. Pero la belleza interior está relacionada con Dios, con esa luz que nos acompaña en todas nuestras decisiones cotidianas, en cómo sepamos conducirnos por el camino de la vida y qué tan bien estamos sabiendo administrar la espiritualidad para estar en armonía, vivir en paz y satisfechos con la forma como vivimos, con bienestar porque nos sentimos bien, a pesar de las adversidades propias de la vida.

Atiende tu estado de ánimo, el malhumor es un fuego que te va consumiendo, los miedos te van paralizando, la rabia va brotando en llaguitas en la boca llamadas aftas, la tristeza hace que decaigas… No siempre cuando enfermamos, hay una razón clínica o patológica. Escuchamos a los especialistas de la medicina decir que es “algo funcional” y no damos lectura al término “somatizar”, y entonces buscamos alivio donde sentimos malestar. ¿Quién es el causante? Probablemente el conocido estrés que disfruta enquistándose en nuestra vida para irnos consumiendo gota a gota y cuando ese personaje llega para quedarse, vemos el deterioro físico y emocional.

Pon atención al CHIP que está dentro de ti, qué aspectos debes atender, qué tipo de vida estás llevando, cuánto tiempo estás descansando, con qué te estás alimentando, quienes son las personas que te rodean, porque también la toxicidad no es asunto de sustancias dañinas sino relaciones que impactan negativamente en nuestras actitudes.

Descubre lo que le da sentido a tu vida, decide cómo vivirlo y verás que serás una persona con belleza por fuera y por dentro. ¡Hasta la próxima oportunidad y los espero en “HABLEMOS DEL HOGAR” por 93.7 FM por Radio María Panamá, cada miércoles a las 11:00 am! Mi abrazo de afecto.

Disfrute de la revista en Issuu

Check Also

En Nueva York, una pequeña ventana a la moda latinoamericana

Exhibir en Nueva York es un sueño inalcanzable para la gran mayoría de los diseñadores …