Home | Placeres | Cuerpos y Mentes | Seguro y saludable

Seguro y saludable

Muchas veces nos creemos infalibles, que nada podrá pasarnos o que ese episodio de la vida no lo viviremos nosotros: ¡a otro le tocará!. Una caída aparatosa, un accidente de tránsito, una fractura, enfermedad o cualquier contratiempo que se nos presente puede resultar costoso. ¿Y si llegara a pasarnos?

Puede que nos toque de cerca cuando le suceda a un familiar o a nosotros mismos. Así que, para estar cubierto y confiado, es mejor prevenir que lamentar. Es por eso que estar asegurado hoy en día es una necesidad. Más que nada porque nadie está exento de que le pueda pasar un imprevisto o accidente. El estar asegurado es una dosis de tranquilidad, de respuesta inmediata ante eventualidades.

Debe verse más que como un gasto, como una inversión, un verdadero respaldo frente a situaciones que no esperábamos. Tener un seguro de salud nos puede traer muchos beneficios y entre ellos destaca: 

Disponer de atención especializada además de otros servicios médicos sin necesidad de largas esperas. Las horas en situaciones de emergencia hacen la diferencia entre perder la vida, quedar con lesión permanente o estar sano y recuperar nuestra rutina.

Tener un programa que cubra estas eventualidades resulta necesario e incluso imprescindible. Es importante por el tema monetario, ya que es un seguro es un aval para sobrellevar los fuertes gastos hospitalarios y médicos que podrían requerirse para recobrar la salud. Nos da la tranquilidad económica de poder afrontar una situación difícil.

Puedes ser atendido, no sólo en consultas de medicina general, sino en caso de urgencias con celeridad.

Comodidad, tranquilidad y atención personalizada.

Elegir personalmente el médico de su preferencia (en la parte de medicina preventiva y consultas programadas).

Te da atención integral y cobertura odontológica básica, en algunos casos.

Recomendaciones para contratar un servicio de seguros:

En el blog, hacemosvidasana.com, es importante evaluar varios aspectos antes de contratar un seguro de gastos médico-hospitalarios. La publicación destaca que es necesario hacer una evaluación acerca de las coberturas, cotización, pagos mensuales, etc. para que elegir el más adecuado, según tus necesidades. 

“Afortunadamente la póliza tiene variables que se adecuan a nuestras necesidades para ofrecernos toda una gama de servicios médicos, hospitalarios y complementarios, integrados a excelentes soluciones para una gran variedad de problemas de salud de ahí la importancia de familiarizarse con la póliza de servicios médico-hospitalarios”.

Es importante chequear que el plan contratado cubra las necesidades personales. 

También es fundamental contratar un seguro médico a temprana edad. Como detalla el blog, según los especialistas, lo correcto es contratar un seguro a partir de los 23 años de edad. “Después de los 65 años, las personas tienen dificultades para ser aceptadas por los seguros tradicionales de salud porque, por su edad, tienen mayores riesgos de sufrir enfermedades y disminuyen la rentabilidad del negocio para la entidad, en Panamá hay opciones para asegurar a personas sin límite de edad”.

Finaliza la publicación online, con la siguiente recomendación: “los precios de los seguros varían de acuerdo a la extensión de la cobertura en cuanto a atención médica (por ejemplo, padecimientos, cirugías estéticas, tratamientos de calvicie, etc.) y la calidad y el lujo de los hospitales a los que se derive al paciente. También influye en el costo, el tema del deducible, o sea, el primer dinero que se tendrá que pagar por cualquier tipo de enfermedad y que, siempre, correrá por cuenta del asegurado. Es importante tener en cuenta que, a mayor deducible, más barato será el seguro”.

Disfrute de la revista en Issuu

Check Also

En Nueva York, una pequeña ventana a la moda latinoamericana

Exhibir en Nueva York es un sueño inalcanzable para la gran mayoría de los diseñadores …