Home | Placeres | Cuerpos y Mentes | ¿Es mejor caminar o correr?
Couple running in city park early morning

¿Es mejor caminar o correr?

Por Jackeline Rivero

Ante la necesidad de crear un hábito saludable para mantenernos activos cotidianamente, mucho se ha dicho de sobre los beneficios de correr o caminar durante 30 minutos cada día. Los runners (corredores) son cada día más, pero no podemos negar que ejercitarse con tan solo salir a caminar es una oferta tentadora.

Conociendo estas dos opciones que requieren de los mismos implementos: voluntad y un par de zapatos adecuados, nos encontramos en la necesidad de aclarar ¿qué es mejor: caminar o correr?

Según múltiples investigaciones científicas, correr y caminar pueden llegar ser igual de beneficiosos solo que ambas actividades tienen diferentes niveles de exigencia para lograr quemar calorías. La clave se encuentra en la distancia, no en la actividad.

El Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley en Berkeley, California, realizó un experimento durante seis años, titulado Correr contra caminar, en el cual determinó que ambas actividades son igual de saludables pero estima que “una persona necesitaría caminar alrededor de siete kilómetros a ritmo acelerado para obtener la misma cantidad de ejercicio que al correr cinco kilómetros”. Lo que significa que la inversión de tiempo utilizada para caminar será mayor que la necesaria para correr. Casi el doble del tiempo.

Sin embargo, los beneficios físicos de correr se encuentran presentes en la caminata. La posibilidad de reducir los niveles de colesterol, el riesgo de sufrir de problemas cardíacos, diabetes y, por supuesto, la pérdida de peso son posibles de lograr realizando una actividad de menor impacto.

La caminata representa una opción magnifica para ejercitarse cuando no posees las condiciones físicas necesarias para trotar grandes distancias. En efecto, estas condiciones pueden lograrse tras semanas de esfuerzo y dedicación, pero comenzar a afrontar el reto de ejercitase cada día a través de caminar resulta una propuesta atractiva para quienes hacen poco deporte.

Hay que destacar que un estudio reciente publicado por Journal of the American College of Cardiology demuestra que correr a velocidad reducida o caminar rápido reduce el riesgo de mortalidad hasta 30%, mientras que el riesgo de fallecer de quienes corren a alta velocidad no es muy diferente a la de las personas sedentarias.  Por ende, es recomendado correr lentamente o caminar rápido y no sobre exigir a tu cuerpo.

Por otra parte, el estudio de la Universidad de Wyoming, que se planteó determinar quienes tenían mejor cuerpo, si los corredores o los caminadores, determinó que al correr se liberan altos niveles de péptido YY, una hormona que suprime el apetito, razón por la cual luego de ejercitarse, las participantes que caminaron consumieron 50 calorías más de las que habían quemado y las corredoras consumieron 200 calorías menos de las eliminadas ejercitándose.

Realmente, no existe un veredicto final. Los beneficios varían y los gustos también. En este tema lo relevante es que sin importar cuál es de estos dos entrenamientos elijas, tengas en mente realizar una actividad física que ayude a mantenerte saludable y a disminuir los riesgos de contraer enfermedades para mejorar tu calidad de vida.

Check Also

Pastas rellenas de todos los rincones del mundo

Por Katja Wallrafen (dpa) Existen en mil variaciones en todos los lugares del mundo: las pastas …