Home | Placeres | Gastronomía | Comer para nutrir nuestra vida

Comer para nutrir nuestra vida

Por Jacqueline De los Ríos de Urbanc

Las gastronomía es riquísima conceptualmente, pues no sólo se trata de conocer técnicas culinarias, recetas, ingredientes y combinaciones, también es el placer de deleitar el paladar con platos que resalten por su sabor, presentación y que tengan la capacidad de activar las más tímidas papilas gustativas. Pero si venimos de un hogar, donde se cultiva la aversión por la cocina y no se practica el compartir en la mesa, ¿cómo vamos a transmitirles a los pequeños de la casa amor por alimentarse, si no cuentan con ese ejemplo?

La cocina es un arte y la gastronomía es la elegancia de la alimentación, que, con el aspecto nutricional, hace la fórmula perfecta. Pero como padres, debemos ser constantes, crear hábitos en nuestros hijos, mostrarles variedad de ingredientes, a comer de todo, y a no conformarse con una simple hamburguesa o macarrones con queso, “porque eso es lo que a ellos les gusta”.

Debemos proponernos como meta ser constantes y cada día incorporar algo nuevo a la alimentación. A veces vemos el rechazo de un pequeño al ver una zanahoria o al comer pescado, cuando ni siquiera se ha atrevido a probarlo, o escuchar que no le gustan las frutas y vegetales. Presentar los platos de manera creativa (que la zanahoria sea la naricita del muñeco de nieve armado con huevitos sancochados) o contarles una historia de las comidas preferidas de los padres cuando eran pequeños, puede ser la manera para acercarlos a una alimentación saludable.

La gastronomía tiene la sazón de la cultura en cada hogar y los viajes son también el mecanismo para aprender a comer variado, saborear ingredientes distintos y hasta usos desconocidos (flores como condimentos). Como ejemplo podríamos tomar al repollo, que lo asociamos con una ensalada mezclada con zanahoria, pero hay la posibilidad de lavar sus grandes hojas, cocinarlas un poco para ablandarlas, rellenarlas con una mezcla de arroz con carne molida de res y de puerco, bien aliñada y luego enrollar cada hoja con una cucharada de esa mezcla ¿Suena extraño? Puede que sí, pero tiene proteína y carbohidrato, no es común, y es bien sabroso acompañado de una buena salsa. Así podríamos citar muchas recetas más con los mismos ingredientes. Todo dependerá de la disposición a probar, ser creativos en la preparación de una receta o en la fantasía que le imprimamos siendo conscientes de que nuestra familia, más que llenar su estómago, debe pensar en la buena alimentación, pero para ello debemos estar convencidos de que la cocina “es el corazón del hogar”.

Hasta un próximo compartir y les espero cada miércoles por 93.7 FM en “Hablemos del Hogar”, a las 11:00 a.m., por Radio María Panamá. Mi abrazo de afecto para todos ustedes y a disfrutar de la buena comida, sabrosa y nutritiva ¡Buen provecho!

Jacqueline De los Ríos de Urbanc es life & health coach y facilitadora en procesos de cambio, además de ser consultora familiar y de parejas. Para más detalles de su trabajo visitar www.decidecambiar.com o llamar al 2606080 y 2610080. Disfrute de la revista en Issuu

Check Also

Dos nuevos restaurantes españoles obtienen tres estrellas Michelin

La Guía Michelin concedió tres estrellas a otros dos restaurantes españoles, con lo que ya …