Home | Placeres | Gastronomía | ¿Comes o eres foodie?

¿Comes o eres foodie?

Por Julia Ortega

Todos tenemos boca, eso es un hecho irrefutable, con dientes, lengua y papilas gustativas. Sin embargo, a la hora de satisfacer una necesidad tan básica como es comer, unos se quedan en el puro hecho fisiológico de poner el alimento en la boca, masticar y, de forma automática, convertir ese trozo de alimento en “bolo alimenticio”; mientras que para otros, ese momento es todo un acontecimiento que comienza con la selección de lo que van a comer o beber y dónde.

Los primeros se conforman con que en su plato haya la cantidad suficiente de alimentos que los satisfaga, algunos también exigen que la combinación esté nutricionalmente balanceada. Los segundos, los foodies, necesitan sentarse en un pequeño restaurante aún por descubrir por la mayoría, ver en su plato una combinación de excelente sabor y técnicas culinarias que les impulsa a hablar entre bocado y bocado para expresar todas las sensaciones que cada ingrediente les provoca y, todo ello, además, perfectamente marinado con un excelente vino.

En la carretilla del súper del foodie comparten espacio productos básicos como huevo o leche con otros no tan básicos como sal del Himalaya, los mejores cortes de carne, hierbas aromáticas, microhierbas, quesos artesanales y alguna botella de vino que, escondida en los anaqueles del pasillo de vinos, es una joya que hará resaltar los distintos matices del plato que preparará para cenar el sábado con unos amigos.

Unos organizan sus vacaciones familiares en torno a la playa, deportes acuáticos, parques de atracciones, exhibiciones de arte, shopping… Para el foodie, sus vacaciones giran en torno a alguna feria gastronómica, la visita a alguna bodega, los mercados más interesantes y una completa lista de los restaurantes que visitará.

El librero de un foodie está armado con los mejores ejemplares de cocina y vinos, su celular repleto de aplicaciones sobre restaurantes, recetas y caldos, y no se pierde una emisión de su programa favorito, por supuesto, de cocina.

Hay quienes dicen que esto de ser foodie es una moda, confundiéndolos con aquellos otros que convirtieron en costumbre fotografiar y subir a redes sociales todo lo que se comen. Sin embargo, no sólo es eso, se trata de mucho más, de conocer, disfrutar el qué, el cómo y, en ocasiones, también el cuándo de una buena comida.

Las modas vienen y van pero si hay algo cierto es que el buen comer y beber no dejará de estar de moda, ya que la gastronomía de un pueblo está íntimamente ligada al desarrollo de su cultura y forma parte de su historia

Y tú, ¿comes o eres un foodie?

Para más detalles de Julia, visitar su blog www.juliapelalayuca.com Disfrute de la revista en Issuu

Check Also

Dos nuevos restaurantes españoles obtienen tres estrellas Michelin

La Guía Michelin concedió tres estrellas a otros dos restaurantes españoles, con lo que ya …