Home | Placeres | Gastronomía | Eritrea y Etiopía, sazones que conquistan

Eritrea y Etiopía, sazones que conquistan

Desde el primer bocado, el sabor de la cocina de estos países embruja paladares en todas las regiones. Son platillos que, por una razón u otra, se quedan en la memoria de quien los degusta

Por Miryana Márquez Vucenovic – @miryanamarquez

Eso de comer con las manos quizá no es para muchos, pero cuando se trata de la comida proveniente de Etiopía y Eritrea, alguna flexibilidad se puede entender en la mesa. Sus sabores y sazones encantan a más de uno y probar entre amigos la que es una de las cocinas más antiguas del mundo resulta toda una extraordinaria experiencia.

El Estado de Eritrea, ubicado al noreste de África, era parte de Etiopía hasta que logró su independencia en 1993. Por esta razón, estos dos países comparten culturas similares que se manifiestan también en el sabor de sus platillos. Algunos expertos de estas cocinas aseguran, que sí hay una diferencia, y que se puede percibir según las regiones, pero en líneas generales se considera que es la sazón y el nivel de los picantes donde está el verdadero contraste.

De lo que no hay duda es que hay algo que guardan en común, se trata de la injera o inyera, un delicioso pan tradicional en forma de crêpe, muy esponjoso, con un ligero toque amargo (debido a su ligera fermentación), que se prepara con harina de teff. Esta harina es proveniente de los diminutos granos de la planta Eragrostis Tef, cultivada en grandes cantidades en esa región, y en menor proporción en India y Australia. Recientemente se han desarrollado cultivos en algunas áreas de Estados Unidos y su comercialización ha venido en aumento debido a sus bondades.

Uno de los motivos es que se ha descubierto que el teff es alto en hierro, calcio y fibra, y resulta ideal para los celíacos o los que están en una dieta libre de gluten. También es usado para fabricar Tella, la cerveza artesanal de Eritrea y Etiopía, que la mayoría de las veces es elaborada en casa para consumo propio.

Una de las comidas tradicionales es el tsebhi (una especie de estofado o curry muy espeso que puede ser preparado bien sea con cordero, pollo o ternera). Pero también hay guisados de lentejas y vegetales; eso sí, siempre acompañados de un sinnúmero de picantes regionales y especias que hacen que esta comida tenga un sabor tan especial y se mantenga para siempre en la memoria gustativa de quien la pruebe.

Normalmente lo que el comensal puede esperar en la mesa es que en una bandeja se coloque la inyera (de casi medio metro de diámetro aproximadamente), y sobre ésta se disponen varios condumios, incluido el tsebhi. Además, se enrollarán varios pedazos extras de injera para deleite de muchos. Esta comida es tradicionalmente compartida entre amigos, quienes cortan trozos de esta suerte de pancakes con sus manos, para tomar los guisos y estofados y llevarlos directamente a la boca.

Es una especie de ritual que se puede observar cada vez más en las principales ciudades del mundo, donde es normal encontrarse con restaurantes etíopes y eritreos. Igualmente esta cocina ha tomado gran popularidad entre los vegetarianos porque ofrece un sinnúmero de platillos libres de cualquier producto de origen animal.

Disfrute de la revista Digital

Check Also

Pastas rellenas de todos los rincones del mundo

Por Katja Wallrafen (dpa) Existen en mil variaciones en todos los lugares del mundo: las pastas …