Home | Placeres | Gastronomía | Lonchera saludable: Poder para el crecimiento

Lonchera saludable: Poder para el crecimiento

La preocupación de los padres al momento de preparar la lonchera es que no saben cómo variar ni combinar lo que se les envía a los pequeños como merienda diaria. La dra. Débora Arosemena, nutricionista del Centro Médico Paitilla, ofrece algunas recomendaciones para ser más creativos a la hora de elaborar la vianda escolar:

Los niños antes de ir a la escuela deben desayunar, pues es la comida más importante para comenzar el día con energía, y hará que el rendimiento en clase sea el más óptimo, pues favorece la concentración y memoria.

Es fundamental que los padres le dediquen el tiempo necesario para que sus hijos desayunen antes de salir de casa; por ejemplo de kínder a primaria, es primordial que los papás entiendan que el niño debe comerse una avena, un cereal, un huevo y entre otras opciones de comida saludable.

Si el niño va a durar mucho tiempo en el colegio es importante que los padres realicen una verdadera lonchera con un almuerzo completo que incluya una proteína, un carbohidrato, un vegetal, una fruta; debe haber una comida completa como por ejemplo: un emparedado de pavo o una verdadera comida, como una pechuga de pollo con papa al horno que sería un almuerzo.

Además, es necesario que se le envíe meriendas como: palitroques, galletas de soda, barras de cereal o una cajita de cereal, tetrapack de leche, fresca avena, puede ser un jugo al día. Los jugos no son muy buenos por la carga de azúcar, pero una vez al día el niño pudiera tomarlos, pero es ideal beber agua o leche. También puede darle frutas como naranja picada, manzana, pera, guineo o papaya.

Se tiene que tener presente que hay que cumplir con las comidas y que las loncheras son comidas completas con uno o dos snacks saludables para el recreo. No se puede confundir una merienda con almuerzo porque entonces se le hace daño al infante. “Si tú envías cuatro cosas que es merienda para media mañana vas a tener un niño obeso a los 12 años, lo que se tiene que enviar en su lonchera saludable son dos cosas como: fruta o leche o galleta y leche para el recreo; luego decidir si el niño almorzará en la casa o en la escuela para armar su comida completa”.

Para que el niño coma fruta, se le debe inculcar desde pequeño. La buena alimentación en el infante debe empezar temprano.

Si el niño está en crecimiento y desarrollo, los padres deberían optar por carnes blancas como pavo y usar quesos. Es decir, lo importante en el desayuno es que predominen las proteínas blancas, ósea que puedes hacer un emparedado de pechuga deshuesada.

Evitar frituras, salami o pepperoni, ya que pudieran ser causantes de ocasionarle al infante problemas de obesidad, colesterol alto o triglicéridos.

Una alimentación sana incluye dos o tres frutas al día, que aportan vitaminas y minerales que son sumamente valiosas, no hay que limitar ninguna fruta: unas dan vitamina A, otras dan vitamina C, y otras dan potasio.

Las frutas son mejores que los jugos. Si le damos un jugo en la noche, por qué no darle una fruta también en la noche. Cuando nosotros comemos se liberan en el sistema gastrointestinal las enzimas que van a digerir: la proteína, la grasa y los carbohidratos, así que es un mito que no debo darle algo a una persona.

Si tienes un niño en sobrepeso o con obesidad, se debe acudir a un profesional para que éste pueda orientar con la alimentación a los padres.

La dieta debe ser balanceada en cantidad y calidad, en la medida en que se cumpla con eso, estarán las enzimas y las personas quemarán calorías.

Con información proporcionada por el Centro Médico Paitilla. Disfrute de la revista en Issuu

Check Also

#LaRecetaDeLaSemana: Ceviche de pescado

Por Verónica Albero Este plato patrimonial de Perú es una exquisitez, que en ese país …