Breaking News
Home | Placeres | Gastronomía | Para comer en Madrid

Para comer en Madrid

La cocina española es de las más populares del mundo, por su exquisito sabor y su gran variedad, por eso no está de más repasar esas representaciones insignia de su cocina. A continuación, veremos los principales platos recomendados por un madrileño

Por Verónica Albero

En esta ocasión, enfocados en lo más representativo de la capital, haremos un recorrido para “chuparse los dedos” en Madrid, y qué mejor que hacerlo guiados por un oriundo “chulo”, como llaman en el resto de España a los nacidos en su capital. David San Román, un profesional amante de la comida y orgulloso de su ciudad natal, nos marcó la pauta desde lo más auténtico hasta lo más popular de esta gastronomía.

Estas son sus recomendaciones:

Platos caseros

Comenzamos con lo autóctono. Si vamos de visita a algún hogar de esta ciudad, éstos son las comidas que sirven tradicionalmente en su mesa: el cocido y los callos a la madrileña.

El cocido consta de dos platos: primero va la sopa con fideos y de plato fuerte los garbanzos con varios acompañantes o guarniciones como: morcilla, chorizo, pollo o gallina, jamón, repollo, zanahoria y papas. Algo curioso con el cocido es que componentes como la carne, suelen cocerse en mayor cantidad para poder realizar posteriormente bocadillos como croquetas.

En cambio, los callos suelen servirse como un primer plato, compuesto principalmente por tripa o panza de vaca. El guiso lleva también chorizo y morcilla. Otra variante lleva garbanzos y puede incluir también trocitos de jamón ibérico.

Ambos platos suelen servirse en cualquier ocasión y son componentes obligados del menú de los principales mesones de la ciudad, por figurar entre los más demandados por los turistas.

En fiestas y bares

La buena energía y el no desaprovechar oportunidad para festejar son rasgos que caracterizan a los chulos, que saben muy bien cómo comer y pasarlo genial. En festividades culturales como San Isidro, La Paloma o en puestos en la calle es tradicional encontrarse con los bocadillos tipo casquería como las tripas de cordero fritos y otras vísceras de animales. Tal vez no suenen muy apetitosos, pero son parte de sus costumbres, y sin duda no sería desperdicio probarlo como una anécdota más.

Es tradición ir de bares o a tomar unas cañas (cerveza o vino), y durante esas tertulias los amigos suelen pedir raciones o platos de comida para compartir. Las más típicas y muy recurrentes son las “patatas”, en diferentes presentaciones. Están las patatas bravas, que son papas fritas con salsa de tomate picante y las papas alioli -con la famosa salsa mediterránea de aceite de oliva y ajo-. Otra opción son los huevos rotos, que son papas fritas con huevo frito, más un complemento que puede ser jamón, chistorra, morcilla o tocineta. Otras raciones muy solicitadas son las de calamares, pulpo, oreja y las croquetas de carne, pollo o pescado.

Las tapas y las tostas son las otras favoritas para disfrutar en las salidas nocturnas. Las tapas son cualquier comida que pongan para degustar mientras beben. Las segundas son generalmente platos individuales, en el que suelen servir rebanadas de pan tostado con algún preparado untado por encima y cortes de diferentes carnes: pollo, cerdo o tocineta; embutidos como jamón, lomo, chorizo y quesos; y pescados como salmón o atún.

Desayunos y meriendas

Ya sea después de la rumba o la farra, como dirían en Madrid; o en cualquier día de la semana, es muy común comer el desayuno fuera de casa, en bares o en cafeterías, donde no pueden faltar el café con leche para acompañar con tostadas de pan untado con mermelada, o servido con aceite de oliva y tomate. También ofrecen croissant tostado.

Para quienes prefieren lo salado las opciones van desde pinchos de tortilla y el sándwich mixto de pan de molde, relleno con jamón y queso (derretido).

En invierno cuando hace mucho frío es tradición tomar chocolate con churros o porras. Hay puestos en la calle donde se pueden comprar.

Rutas del sabor

En Madrid, como en cada ciudad del mundo, hay lugares claves para conseguir lo mejor de la oferta gastronómica. Y con esta idea, San Román enumera algunos sitios obligados para conocer a mordiscos a la Villa y Corte.

La Latina. Es una de las zonas de moda de la capital. En sus calles se celebra la verbena de La Paloma, donde brindan homenaje a la patrona de Madrid, en el mes de agosto. Tiene infinidad de bares o pubs, clubs nocturnos o discotecas. Los fines de semana hay ambiente desde el mediodía hasta la madrugada. Es habitual salir por allí de noche o desde la hora del almuerzo, para degustar raciones y tapas, y pasar a copas en pubs que abren todo el día. Está relativamente cerca del centro y también suelen haber muchos visitantes foráneos.

Huertas. Se encuentra en el barrio de Las Letras, también muy céntrico en la ciudad. Es zona de ocio nocturno, con muchos pubs y discotecas. En los últimos años se ha incrementado el turismo en este lugar, donde se ha vuelto costumbre la celebración de despedidas de solteros y fiestas universitarias.

Mercados. Desde hace un tiempo se han vuelto populares los mercados antiguos como el de San Miguel, donde se aprovechan recintos antiguos, que son remodelados manteniendo su estructura original. En muchos casos, van pasando de los puestos tradicionales como carnicerías, pescaderías y fruterías a bares, cafeterías o puestos de comida rápida. Son ideales para “tapear” con grandes grupos de amigos, pues lo que se busca es recorrer el lugar e ir cambiando de un puesto a otro.

Terrazas. En verano es muy típico “salir de terrazas” aprovechando el buen clima. Hay muchas zonas por la capital donde se juntan varios bares en la calle dispuestos de mesas, para tomar cervezas o picar unas raciones. Algunos están equipados en invierno con estufas, para que los fumadores, sobre todo, puedan estar a gusto.

Hartzenbusch | Cardenal Cisneros. Son un par de calles no muy grandes cerca de la glorieta de Bilbao, que se conocen como las calles de las cervecerías, por la gran cantidad existente en el lugar (alguna que otra alemana). En estos sitios se puede conseguir casi cualquier tipo de cerveza. Son ideales para tomar algo y cenar antes de salir de fiesta.

Restaurantes Jorge Juan. Están en el barrio de Salamanca, en la llamada Milla de Oro de Madrid. Son los restaurantes más caros y exclusivos de la ciudad, donde va la gente famosa y de alta esfera para degustar de una carta exclusiva en la que destacan platos de alta cocina como: el asado de ave o el Usuzukuri de pez mantequilla y trufa negra. Además, tienen postres como su afamado arroz con leche y el soufflé de vainilla de Tahíti.

Luego se puede pasear por el cercano y famoso parque El Retiro o ir de compras por Serrano, una de las principales avenidas boulevard de la ciudad, donde se encuentran las boutiques de las más prestigiosas marcas a de todo el mundo.

Disfrute de la revista Digital

Check Also

El oro verde que viene del mar

El plancton marino se ha transformado en el último ingrediente de moda en los platillos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *