Home | Placeres | Gastronomía | Placer a la hora del té

Placer a la hora del té

Una taza de té se convierte en un corto retiro espiritual y energético del estrés y la tensión de la vida diaria. Conozca varios datos y recomendaciones de una sommelier que describe cómo hacer su experiencia al paladar más placentera

Por Yubelitze Angarita Borges — @Yubelitze

La ceremonia del té japonés y la hora del té inglés son dos rituales que le han dado etiqueta y elegancia. Por largo tiempo, se mantuvo entre la realeza con emperadores y príncipes, maestros, sabios, samuráis y artistas. Sea cual fuese el marco referencial o sus protagonistas, lo cierto es que hay una bebida con la que usted puede disfrutar un momento de quietud, tranquilidad y sintonía espiritual, tan necesarias en estos tiempos: una buena taza de té.

Durante miles de años los tibetanos, monjes budistas, yoguis practicantes de artes marciales lo han utilizado dentro de sus ejercicios de meditación, por eso se le da una connotación como generador de tranquilidad. Además, la cafeína del té tiene un efecto diferente ya que no produce aumento del ritmo cardíaco, ni euforia, sino un sentimiento de energía estable a largo plazo, esto es en parte por el trabajo en sinergia con la L-teanina, uno de los componentes encontrados en la Camellia Sinensis, planta originaria de China y la India de donde proviene el té.

Se ha demostrado que la L-teanina tiene un efecto reductor del estrés promoviendo un estado de alerta-calma y actúa en sinergia con la cafeína para mejorar la concentración y el ánimo.

Catadores de té

Tal es la relevancia de esta bebida milenaria que para ella también existen los sommeliers o catadores, quienes son expertos conocedores del mundo del té, de su historia, cosechas, manufacturas específicas, preparaciones, propiedades y beneficios que brinda a la salud. “Es quien proporciona los conocimientos básicos al comensal para la elección del té idóneo para su paladar, es el encargado de la buena gestión de los servicios que incluye la diagramación de la carta de té, asesorías sobre los maridajes o armonías con las comidas, al igual que el abastecimiento, rotación, calidad, presentación y guarda apropiada de las hebras de té”, explica la sommelier, Miriam Gómez.

Gómez destaca que un catador también se vincula con el área de mercadeo, porque sus habilidades establecen si la cosecha cumplió con lo deseado y le indican al empresario si debe comprar el lote de té. Son los que establecen la mezcla ideal para ciertas marcas ya establecidas en el mercado, garantizando que el sabor sea igual año tras año. Por eso son necesarios en las casas de subastas de té, plantaciones y en la industria del té en bolsita.

Asimismo, el sommelier es quien puede asesorar al comensal en la búsqueda del té ideal para su paladar y le enseña a describir sus experiencias gustativas y preferencias personales.

Un té para cada paladar

En el mundo existen: el té blanco; té verde, del cual se obtiene una sub-categoría llamado; té amarillo; té oolong; y té negro, de donde proviene la clase llamada té Pu-erh. Subraya la sommelier que el consumidor debe estar atento y leer la etiqueta de los ingredientes que debe indicar Camelia Sinensis, para saber que esté consumiendo verdaderamente té.

En países como Panamá, Venezuela, República Dominicana y Uruguay las variedades de té más consumidas son los dos más fuertes en el mundo: el té verde y el té negro, que son los preferidos entre los paladares del centro y sur de América.

Aunque la historia vincula el descubrimiento del té a raíces elitescas, a través de dioses, emperadores y príncipes, Gómez afirma sobre la base de su experiencia, que esta bebida ha ganado más auge y una tendencia pronunciada de consumo en las personas que tienen de 16 a 26 años de edad. “Según la Asociación Americana de Té (Tea Association of the USA) es evidente que el mensaje de que es bueno para la salud se ha propagado. Los tiempos han cambiado y con ello la accesibilidad de esta bebida en el formato que más guste; té en hebra de alta gama, como de gamas más accesibles o el té en bolsita que ya está a la mano de cualquier comensal que desee empezar en este camino”, agrega.

Preparación ideal de una taza de té

La taza de té perfecta según indica la sommelier es la unión de hebras de calidad con agua a la temperatura adecuada. Las recomendaciones en cuanto al tiempo de infusión y las temperaturas exactas son las siguientes:

Y este es el paso a paso que detalla la especialista:

Coloque a calentar 200cc-250cc de agua mineral sin cloro.

Mientras el agua se está calentando, coloque 2 gramos (1 cdta.) de té en hebras dentro de una tetera limpia y seca.

Cuando el agua alcance la temperatura deseada, viértala dentro de la tetera con las hebras de té.

Deje infusionar el té en el agua por el tiempo recomendado según las tablas.

Una vez pasado el tiempo, vierta todo el licor fuera de la tetera en la taza u otro recipiente.

Es importante siempre vaciar la tetera de agua una vez que haya finalizado el proceso de infusión.

La taza o cuenco de servicio

Todo servicio de té debe ir en una taza correcta. Por regla general, el té de procedencia asiática (China, Japón, Taiwan) debe servirse en cuencos.

Para el té procedente o de consumo más occidental (Sri Lanka, India, blends clásicos ingleses), pueden utilizar tazas bajas, anchas y de asas delicadas. “Sin embargo, esta no es una ‘conditio sine qua non? y los establecimientos modernos pueden innovar en su vajilla, pero recordemos: nunca fallarás con una taza de cerámica blanca y reluciente”, destaca Gómez.

Los errores más comunes al preparar y tomar el té:

Por lo general, las personas tienden a confundir el té con las infusiones. Es importante diferenciarlos. El té es la planta Camelia Sinensis y la infusión es cualquier planta o especies de la cual se extraen las partes solubles a una temperatura mayor a la del medio ambiente.

En la preparación del té, algunas personas creen que entre más tiempo hierva el agua con las hebras mejores serán los beneficios, lo que nos otorga un licor con descriptores bastantes desagradables en la boca.

Si la preparación es con bolsitas de té, algunas personas beben directo de la taza aún con la bolsita adentro de ella y eso no es adecuado.

Otro error recurrente es tomar el té con la cucharilla dentro de la taza.

Y uno muy particular es estrujar la bolsita de té con la cucharilla, lo cual no debe hacerse.

Tipos de Té Temperatura Tiempo

Blanco 75?C 2?- 3?

Verde 80?C 30?-2?

Oolong 85?C 2?-4?

Negro 95?C 3?-4?

Pu-Erh 85?C 30?-2?

Tisanas 95?C 7?-10?

Disfrute de la revista en Issuu

Check Also

#RecetaDeLaSemana: Pasta de calabacín

Muchos niños y adultos no son fanáticos de las verduras, sin embargo, si éstas se presentan …