Home | Portada | Carlos Rivera La voz de México que inspira corazones

Carlos Rivera La voz de México que inspira corazones

Disfrute de la revista digital
Cantante, autor y actor. Agradece a Franco De Vita por creer en él y motivarlo a cantar sus propios temas. Su compromiso por llevar un mensaje edificante a través de sus canciones, lo ha transformado en un exponente del amor puro en todo su significado

Por Yarlis González – @yarlisgonzalez

Perseverante y soñador, son dos características que definen a Carlos Rivera, un joven mexicano que a sus 31 años saborea el éxito como cantante, autor y actor, adentrándose cada vez más en la fama internacional. Ya son cuatro discos de estudio y más de 13 años de trayectoria artística los que marcan su rumbo. Aunque algunos lo comparan con Chayanne, Luis Miguel y Ricky Martín, sus composiciones definen su propia identidad, al punto que sus fans lo defienden como el mejor artista de esta generación.

Lejos de ser un producto más de la industria discográfica, Rivera se presenta con madera artística tallada desde niño, cultivada por él mismo en su deseo de hacerlo cada vez mejor, convirtiéndose en el promotor de su propio sueño. Pues, si alguien creía en su talento, era precisamente él. Esa convicción lo llevó a ganar concursos de música en el colegio y más tarde en su estado, conquistando la admiración de los suyos en su ciudad natal, Huamantla, Tlaxcala. Fue en el 2004 que participó y ganó el reality musical La Academia, de Tv Azteca, y desde entonces, todo México supo de su talento.

Hace 3 años se presentó en Panamá como invitado especial de Franco De Vita en concierto, y en junio de este año regresó al país, pero esta vez siendo él el protagonista de su historia con su primera gira promocional “Yo Creo”, que da título a su más reciente disco repleto de 13 letras que inspiran y con el que incursiona en nuevos ritmos. “¿Cómo Pagarte?”, por ejemplo, es una de esas canciones que dejan huellas. En su edición deluxe, “Lo digo” es el nuevo sencillo que suena con éxito actualmente, compuesto en coautoría con el cantautor peruano Gian Marco, grabado en colaboración con el dueto cubano Gente de Zona (los mismos que hicieron “Bailando” con Enrique Iglesias y “La gozadera” con Marc Anthony), producido por el reconocido hitmaker venezolano, Motiff.

Conversando con el cantante nos comentó cómo fue que se atrevió a interpretar sus propias composiciones y cuán valioso ha sido poder escribir canciones que transforman vidas. Si algo reconoce es que la inspiración no viene de él.

“Mis canciones me confirmaron que puedo tener una identidad propia como cantante. Todo esto comenzó cuando Franco De Vita me preguntó si yo era autor, y le dije con mucha humildad: ‘Si me lo preguntas tú, a mí solo me gusta escribir canciones? (risas). Era lo menos que podía decir teniendo a un autor como él en frente, no me atrevía a decirle ‘yo soy autor también?. Me pidió que le cantara una de mis composiciones y me salió “Tú fuiste para mí” (incluida en Yo creo), me preguntó si tenía más y por qué no he grabado mis canciones, le dije que escribía desde los 8 años pero luego de ganar el reality, como no tocaba ningún instrumento no me veían como autor, un prejuicio de muchos por lo que hay que luchar. Por ser inexperto entonces, tampoco defendía mis canciones y aceptaba grabar lo que me ponían. Franco De Vita me dio su bendición y me apadrinó, me dijo: ‘Tú no necesitas de nadie más?. Eso me dio valor para buscar mi propia identidad en la música después de un par de discos grabados”, indicó el cantante.

Carlos Rivera fue su disco debut en 2007, tres años más tarde sacó su álbum Mexicano, en el 2013 deja ver su faceta de autor con su tercera producción El hubiera no existe y finalmente nos presenta Yo creo (2016-2017) en donde se atreve a más.

– ¿Cómo ha sido la experiencia como compositor?

– Escribir canciones que tengan un mensaje se ha vuelto una misión de vida. Gracias a Franco que me ayudó a verme, es que decido transformar mi carrera en no ser un cantante romántico si no un cantante que le canta al amor de verdad, a ese que no podemos perdernos, al que ningún ser humano puede hacerse indiferente, al amor que no es efímero: el amor a una madre, a un hijo, a Dios mismo.

Un par de canciones especiales

En su tercer disco, Carlos Rivera confiesa que grabó dos canciones especiales: “Si te vas” y “El hubiera no existe”, temas que no son románticos, aunque muchos han llegado a creer que los escribió pensando en una pareja.

“‘Si te vas? es una canción que me la hice a mí mismo, era lo que me hacía falta escuchar y nadie me lo decía. Siendo un poco soñador quisiera creer que Dios me la dictó para decirme eso que yo necesitaba, porque vivimos siempre con tantos miedos e incertidumbres que de repente nos hace falta escuchar palabras de aliento que te digan: ‘No tengas miedo, mira adelante y que nadie te diga que no. Ni siquiera este tonto que eres tú mismo, que a veces le falta valor y te pone el pie?. Esta canción se convirtió en un mensaje para mucha gente que necesita escuchar eso también”, destacó.

En tanto, “El hubiera no existe” es un reflejo de todas aquellas cosas de las que nos arrepentimos por no hacerlas en su momento pero, como dice la canción, ya no hay boleto de vuelta para ir a pedir perdón.

Esta canción la escribió luego de una experiencia que tuvo con su mamá en un hospital. “Yo veía a mi alrededor a tanta gente preocupada, triste, y pensaba: La vida es tan frágil, que hoy estamos y mañana no sabemos, lo peor es que creemos que siempre vamos a estar o que las personas que amamos siempre van a estar, y no les decimos te quiero, no los abrazamos, pensamos en después y de pronto ese después no existe”, dijo.

– ¿Alguna vez has fracasado?

– Me ha tocado estar arriba y abajo, y aprender de cada paso. Después de La Academia me vino un gran golpe, de esperar todo y que no pasara nada, fue mi mayor lección de que nada es para siempre, de que todo pasa, tanto lo bueno como lo malo, por eso no hay que dejar de trabajar y sobretodo disfrutar las cosas que llegan, porque el día en que te acostumbras o dices “esto me lo merezco”, estarás perdiendo la oportunidad de abrazarlo. Dicen que la vida es como una rueda de la fortuna, yo no creo eso. Para mí la vida es más como una montaña rusa en donde a veces estás muy arriba, a veces en medio, y otras veces muy abajo, siempre con la esperanza de volver estar arriba. Allí es donde está nuestra verdadera lucha de todos los días, para que no vengan bajadas muy largas.

– ¿Cómo intentarlo de nuevo?

– Es importante no perder el amor por lo que haces, porque será la gasolina que te haga continuar. Yo había soñado en presentarme algún día en el Auditorio Nacional de México, y en un año ya voy por mi 4to Auditorio Nacional completamente lleno, es un sueño que no me creo aún, pero lo disfruto, estoy feliz y agradecido con Dios. Toca tener presente que el llegar a la meta no te garantiza que siempre puedas llegar, pero hay que trabajar para no dejar nada por sentado. Hay que tener claro que puedes caer, por eso vale la pena ver todos los escenarios posibles y preguntarte “¿qué es lo peor que me puede pasar?”, que no pase nada.

– Eres un joven súper talentoso y guapo, a quien el mundo del espectáculo le ha abierto las puertas en grande, y tus seguidores te aman, así lo expresan en tus redes sociales y a donde llegas te reciben con efusivas manifestaciones de admiración, ¿Cómo haces para controlar el ego?

– Es una lucha constante. Todos los días le pido a Dios tener siempre la mayor humildad para recibir todo lo que me llega. Afortunadamente me rodeo de gente que me ama de verdad, que cuando ven algo extraño me lo dicen.

-¿Qué esperas de todo esto que vives como artista?

– Sueño con que todo esto vaya a mucho más, pero si no es así, seguiré disfrutando cada momento, y cuidaré de fotografiarlo con mi mente y corazón para que no se borre en el tiempo.

– ¿Qué sigue?

– Se vienen otros proyectos musicales que ya anunciaré, mientras seguiremos de gira a México, Buenos Aires y Madrid. No tenemos un plan específico de cuando volveremos a Panamá, pero tenemos todas las ganas de regresar en concierto.

– ¿Dónde queda la actuación?

– Queda en stand by. Debo confesar que la música y la actuación son mis dos mujeres (risas), a las dos las amo pero no las puedo juntar porque se me pelean.

Una mirada al pasado

Luego de La Academia Carlos Rivera, hizo su primer disco homónimo de la mano de Sony Music. Fue solo cuestión de tiempo para que posteriormente demostrara su talento como actor en las tablas protagonizando musicales, y cuando todo parecía ir sobre ruedas se puso mejor al recibir la invitación de Disney para que audicionara en España para el musical El Rey León, obteniendo así el protagónico como Simba entre más de 10 mil aspirantes.

Los más noveleros, lo recuerdan como Andrés, su primer proyecto de televisión como coprotagonista de la teleserie El hotel de los secretos, que le valió el reconocimiento de muchos por su destacada actuación.

Anécdotas que transforman vidas

Entre una anécdota y otra, pudimos conocer del caso de una joven de Barcelona, España, con cáncer, que escribió al equipo de Carlos Rivera para contarle como su canción “Si te vas” le ayudaba a tener fe, y se repetía así misma que aquello por lo que estaba luchando algún día lo iba a lograr y que nadie le dijera que no, ni siquiera ella misma.

Otra historia tiene que ver con una madre que asistió a uno de sus conciertos y lo abrazó para decirle que había ido hasta allí solo para agradecerle por esa canción que había sacado de una depresión a su hija que llevaba un mes sin salir de su cuarto, y que por alguna razón ella al escucharla logró salir y levantarse.

“Esto lo cuento, no porque yo me sienta nada”, dice Rivera, “sino que entendí que es Dios quien me da la inspiración para escribir, por lo que ni siquiera yo me puedo dar el crédito, sino que a mí me llegó, me cambió y me sanó para que después yo la pueda compartir con otros”.

Coordenadas: www.carlosrivera.com.mx | Twitter e Instagram: @_CarlosRivera Disfrute de la revista digital

Check Also

Entrevista con Hernan Acevedo propietario de Tsugoi

“Nunca dejamos de innovar” “Somos más que sushi” es el slogan que describe a este …