Home | Portada | El Show del Sindicato: Espontaneidad que revoluciona la radio

El Show del Sindicato: Espontaneidad que revoluciona la radio

Por Iralís Fragiel / Fotos: José Chiari (@Jchiari11) l / Vestuario: MetroHip (@Metrohip_panama) Peinado y maquillaje: Aaron Cárdenas / Corte y barba: @magnobarbershop

“Lo único prohibido es quedarse callado.” Con esta premisa Joseph James y el “Pollo”, Pedro González, le dan todas las mañanas una dosis de espontaneidad y picardía a la radio en Panamá, a través de la emisora Power 92.1 FM, de 8:00 a 10:00 a.m., con el programa El Show del Sindicato.

Para ellos este espacio es como un bebé, al que ven crecer y cambiar cada día, con una estructura dinámica que no se agota y que le da cabida a los oyentes para que se expresen sin tapujos. “El oyente decide qué quiere escuchar y de qué quiere hablar. Nosotros simplemente somos la plataforma para que ellos se expresen”, confiesa Joseph.

Si bien es un programa divertido, alegre, natural y auténtico, no se caracteriza por la improvisación. Su producción responde a horas de trabajo, de pensar temas y de contar con invitados que sean del agrado del público.

Este show radial presenta un balance de la farándula nacional con temas del momento. “Los temas del día disparan los chats y le dedicamos más tiempo. Tenemos segmentos de entrevistas personales y por teléfono. Siempre somos muy espontáneos y llevamos un ritmo que la gente no se aburre”, confiesa el Pollo.

“El chispeo” permite medir la noticia según el voltaje, si es o no muy eléctrica, y dependiendo de los polos positivos y negativos, la noticia se va calificando. “Jugamos con la picardía y el doble sentido”, explica el Pollo.

“A calzón quitao” es una sección que sale al aire una vez a la semana, y en la que los locutores conversan con artistas del patio para desnudar la información: “¿Sales o no con fulanito de tal? Les preguntamos todo, de una manera muy respetuosa, pero sincera. La idea es conocer al personaje, cómo piensa y descubrir su lado humano. Traemos a invitados del patio y a personas de la farándula para que hablen de temas de interés”. En los “Viernes de famosos” han pasado muchas personalidades como Demphra, Ana Pérez, Sheldry Sáez, Lorité y la Wyznick Ortega, entre muchas otras”.

La interacción es parte del sello distintivo del Show del Sindicato, ya que los oyentes son parte importante de cada día. “Tenemos un público muy educado, y ponemos notas de voz sin filtrarlas porque confiamos en sus opiniones y estamos seguros, pues recibimos lo que damos. Somos la voz de los que no tienen voz”.

El nacimiento de un proyecto

El programa fue una idea que nació de la creatividad de Joseph, quien, desde hace mucho tiempo, desde que salió de la Universidad y obtuvo su certificación como locutor, tenía ganas de hacer algo diferente en la radio. “Así que fui entrando en el medio, para ir haciendo una carrera, y se quedaron esos manuscritos a lápiz y papel. Pero todo tiene su momento y este año 2016 fue el momento en que pudimos hacer realidad el programa”.

Joseph tiene amplia trayectoria en el mundo de los medios y fue conocido por ser reportero de Al Descubierto. “Mi primer trabajo en radio fue en una emisora que se llama Bésame. Aprendí mucho del locutor Francisco Javier y luego hice casting para programas como Chollywood, y luego me llamaron para entrar al reality. Una semana después de la finalización del reality, en el que quedé de segundo, me llaman de Al descubierto, para hacer algo con farándula en ese espacio. Me puse a ver castings míos estando en TVN y me ofrecen hacer farándula nacional que nunca se había hecho. Así que hice mi primer proyecto piloto, que al final iba a salir al aire. Así entré a TVN (..) Luego mucha gente me decía que no era yo el que estaba en pantalla, y que yo era más de lo que daba. Yo estaba claro de que quería estar en el mundo del entretenimiento, y que quería llegar a más personas, siendo yo mismo. Salí de Al descubierto y estuve pensando en qué hacer, me hicieron ofertas para el programa El purgatorio en Nex Tv. Estuve como invitado especial, pero al final decidí estar en la radio con mi propio proyecto”.

Pero lo que quizás pocos sabes es que Joseph también tiene talento para el canto, puede que de vez en cuando le dé rienda suelta a su voz en El Show del Sindicato.

“Yo llegué a audicionar para Vive la música, pues me encanta mucho el canto. Siempre soñé con esto. Cuando todavía existía el VHS, junto con mi hermano y hacía coreografías y presentábamos poesías frente mi mamá y mi abuelita. Me tocó hacer filas enormes para casting de canto y eso también fue un inicio, si bien no me dediqué a esto. Cuando salí de la Universidad, trabajé un tiempo en una empresa de telefonía y me di cuenta de que me gustaba compartir, el servicio al cliente, pero quería llegar a más personas. Me veo siendo inspiración para mucha gente. Por eso el programa siempre termina con una reflexión final”.

Cuando ya El Show del Sindicato estaba al aire, todavía faltaba una parte importante para que fuera perfecto, para completar esa dupla que hoy conquista a los oyentes con su naturalidad. “Un día me encontré a Peter en un centro comercial, y le ofrecí para que viniera a trabajar conmigo. El programa inicialmente comenzó con dos chicas, y yo, pero luego de algunos cambios decidí que había muy buen felling con el Pollo ya que es un personaje que rompe con lo que nosotros éramos. Es espontáneo, divertido y muy centrado. Luego, sobre el camino, cada quien fue agarrando su rumbo y nos quedamos el Pollo y yo con el espacio”.

Avalancha de éxitos

De los meses que el programa lleva al aire, cada día son más y más oyentes los que se suman a este show. “Estamos muy contentos con la revolución que se ha creado en el poco tiempo con El Show del Sindicato. Es un programa muy interactivo y hay un feedback, con cada tema, la gente se identifica, a veces hasta nos regañan, pero lo especial es que compartimos con ellos”.

La clave del éxito ha sido romper esquemas. Cuando obsequian entradas para un concierto, por ejemplo, para los oyentes, no solo las dejan en recepción. “Vamos al cine, montamos un banner y, el Pollo y yo nos quedamos esperándolos para entregarles un premio, subimos fotos a las redes. Creo que la espontaneidad de ambos, o nuestra personalidad, y el haber estado en programas de TV conocidos, nos ha ayudado mucho”.

Con El Show del Sindicato estos dos locutores encontraron la fórmula perfecta, con la cantidad de dulce y por qué no de picante que se necesita para tener éxito en la radio. ¿Por qué escoger este nombre? “Todas las grandes empresas tienen un sindicato, y nuestro principal fuerte es la farándula nacional, pero también abordamos temas sociales, como los saraos, aquello que se fue y no volverá, las discotecas y noticias locales. Llegamos a jóvenes y no tan jóvenes. Es una vitrina para que la gente opine de temas que le interesa”, confiesa Joseph.

A Joseph todavía le quedan muchas cosas por hacer, confía en ir creciendo a paso y cree que las cosas pasan en el momento justo. “Que el universo conspire y me lleve a donde me tenga que llevar. Me gustaría hacer algo en mi país, pero nadie es profeta en su tierra. Me veo haciendo también TV, fuera de las fronteras de Panamá, en el futuro. También me gustaría llevar la marca del Show del Sindicato, a un espacio televisivo”.REVISTA_SINDICATO_03_opt

El hijo de Yocasta

Pedro González es la otra llave importante que abre las puertas del Show del Sindicato todas las mañanas. Mejor conocido como “El Pollo”, personaje que interpretó en el programa televisivo “A todo o nada”, Peter le da espontaneidad a cada segmento.

“En la TV es donde hago en el boom y TVN fue una gran vitrina. Pero ya puedo decir que tengo mi propio programa en la radio, El Show del Sindicato, tengo mis propios seguidores y mi red de mercadeo, y trato de ser el mismo tipo que soy: un chico humilde, al que no se le suben los humos a la cabeza, siempre con los pies sobre la tierra, gracias a mi familia”, comenta el actor, locutor y modelo de origen dominicano.

“Yo hablo de tú a tú, y eso es lo que les gusta a las personas. Rompo ese paradigma de locutor-espectador o locutor-presentador. Trato de involucrarme de una manera que la gente no se sienta excluida, sino que se sienta incluida, que sea parte de lo que yo hago”.

Para el “Pollo” estar en los medios no ha sido un trabajo fácil, es una labor que se ha ganado a pulso con trabajo y esfuerzo. “En principio vine a Panamá a estudiar y a ayudar a mi madre que tiene un salón de belleza. Comencé volanteando en los semáforos, y de allí empecé a ser modelo, luego participé en Mr Turismo, hice castings de tv y me fui involucrando en la farándula. Pero en mi casa no soy el Pollo, soy Pedro González el hijo de la Yocasta”.

“Me ha costado tener la imagen que tengo y llegar a la televisión. La gente cree que es fácil, pero la verdad es que no lo es. No solo basta el cuerpo. Hay que tener una imagen y saberla proyectar y cuidar. El día en que te acuestes sin aprender algo es un día perdido”, reflexiona.

Considera que, para estar en radio o tv, lo fundamental es mantener la humildad y preservar lo que tengas en el corazón. “Siempre trato de ser yo mismo, porque cuando uno actúa, tarde o temprano se cae la máscara. Así que trato de ser auténtico y soy locutor 24 horas. Como me escuchas en la radio, así mismo soy en la vida real”.

El programa de radio para el Pollo ha sido un descubrimiento y se ha dejado encantar por la magia de las ondas radiales. “Yo entré a la radio por casualidad, de colao. Y me ha gustado tanto, que tiene una magia que ningún medio tiene. Al final somos humanos y uno quiere oír a un humano. El locutor tiene una magia que no lo tiene ningún artefacto tecnológico. El Show del Sindicato es nuestro bebé y hacemos todo lo posible para que el programa crezca día a día y estamos creando nuestra marca y una identidad. Esto se logra con mucho sacrificio”.

Para ambos el Show del Sindicato es un trabajo de 24 horas, ya que están todo el día pensando qué se puede integrar o experimentar y la producción no es una labor que no se agota en dos horas.

“Hemos tenido una buena aceptación. Tanto sacrificio y no hay mayor satisfacción que escuchar a las personas. Una de las claves del éxito es que como hemos sido espectadores y ahora somos protagonistas, tenemos lo mejor de dos mundos. Y no creemos ni queremos que sea un programa monótono”.

El Pollo agradece el éxito obtenido y muchas veces lo lleva consigo, sobre sus hombros o su moto. “Cuando estás involucrado y llegas a un cierto nivel en la farándula, es difícil desprenderte de la gente. Yo siempre voy en mi moto, que es muy llamativa y la gente me grita: ‘epa pollo?. El pollo es un personaje, bien de pueblo, bien del barrio, que habla de vivencias personales. Pero Pedro González tiene en común con El Pollo la espontaneidad, y además soy muy responsable, polifacético, apasionado, soy compacto, no me complico, busco soluciones a las cosas. Siempre pienso en mi familia y en mi equipo de trabajo. Nunca tomo decisiones unilaterales y veo lo que nos conviene a todos. Si el equipo de trabajo y sin mi familia no hubiese podido ser lo que soy hoy día. Gracias a ellos estoy donde estoy”.

Ese Pollo tiene una proyección más tranquila, cuando es Pedro González en casa. “Mis días más felices son descansando en casa, con mi novia, viendo películas en la cama. Me gusta descansar, ya que mis días son muy movidos, empiezo muy temprano, desde las 6:00 am, y a veces tengo eventos en las noches a los que tengo que asistir (…) Yo soy la proyección de mi mamá, su reflejo, más pulido, pues tuve estudios, pero ella es espontánea y muy auténtica. Como fue madre adolescente sacrificó su juventud para darnos todo a nosotros. Ella a veces tiene una adolescente que quiere salir, pues no pudo vivir ciertas cosas. Si hago fiestas o parrilladas, las hago en mi casa, para que también ella participe y sea una amiga más”.

Pedro además se ha convertido en una especie de padre para sus hermanos. “Yo me convertí en el papá de mi hermano y soy la persona que hubiese querido ser a esa edad. Nunca tuve a nadie que me dijera o me apoyara, a esa figura masculina, que me apoye, moral y económicamente, en mis decisiones. Soy el ángel guardián de él y de mi hermana”.

Y si bien El Show del Sindicato es su proyecto principal, el talento del pollo se extiende al diseño y a la moda. “Tengo una tienda online que vende la ropa y la enviamos a domicilio. Es ropa que yo me hubiese querido poner. Hay una escasez de innovación y de originalidad. Quise revivir los estampados y no usar solo lo que está de moda, pues ¿somos hijos de la moda o tenemos una personalidad? Yo soy uno de los que más locos se viste en la farándula”. Así que con la Boutique Divitrine, el Pollo sigue dando pasos para cumplir todos sus sueños. Junto a Joseph son los pintores que cada día llenan de color a la radio en Panamá.
Disfrute de la revista en Issuu

Check Also

Chocobar: Amor y chocolate

Por Iralís Fragiel / Fotos: OSC Chocobar es definitivamente un lugar para endulzar paladares, el …