Home | Reportajes | Casos y Rostros | Emprendimiento: Un estilo de vida

Emprendimiento: Un estilo de vida

Por Yesmín Sánchez

Se calcula que más del 70% de los latinoamericanos sueña con iniciar una empresa y ser su propio jefe, pero también los expertos han determinado que el tiempo promedio de vida de un emprendimiento es de dos a tres años. Esto significa que se requiere más que pasión para iniciar y lograr que se consolide una idea de negocio. Definitivamente es más que un sueño, se trata de un estilo de vida con basamento en un plan sólido.

Consultamos al experto Roberto Gentile, con estudios de cuarto nivel en materia de Gerencia y Negocios, y con más de 10 años de experiencia en una empresa familiar y en su propio negocio, para saber en qué se fundamenta esta manera de vivir y trabajar.

Lo esencial tiene que ver con la fe y confianza depositada por el emprendedor en su idea. “Lo más importante es creer en esa idea y tener pasión en lo que estás haciendo. Luego debes organizarte y hacer un buen plan de negocios. Estudia la competencia, tendencias del mercado, necesidades, así como los recursos financieros y humanos requeridos”.

Para esta fase, se debe hacer el difícil ejercicio de buscar a alguien imparcial con respecto a la idea que la analice y evalúe sus pros y sus contras, ya que para el emprendedor resulta sumamente complicado verle las debilidades a su idea.

De la zona de confort al aprendizaje

Al momento de identificar lo más difícil de sus inicios como emprendedor, Gentile no duda en señalar que la “presión social” de familiares y amigos al saber que pensaba dejar su empleo estable para lanzarse a la aventura de un negocio propio fue su punto de quiebre: “el paso más difícil es dejar la zona de confort y tomar la determinación de seguir esa idea”.

Aun cuando tenía un buen sueldo y cargo ejecutivo no se sentía a gusto. “Siempre tuve el sueño de tener mi propio negocio, de tener libertad financiera, de no depender de un sueldo atado a un trabajo en el cual podían prescindir de mis servicios en cualquier momento”.

Derrumbando mitos sobre emprendimiento

La clásica fantasía que muestra al emprendedor como alguien que trabaja menos, gana más y se dedica a ser el jefe y mandar a otros… es rápidamente sustituida por una realidad bastante distinta a esa expectativa.

Gentile no fue la excepción. “Al principio fue duro porque no tenía ingresos, trabajaba muchas horas al día, no tenía prácticamente días de descanso, pero al final fue lo mejor que me pudo pasar, ya que ahora soy dueño de mi tiempo y logré hacer crecer a una empresa desde cero”.

Al ser consultado sobre el consejo más valioso que ha recibido como emprendedor, Gentile se remonta a su infancia. “Una vez un buen amigo de la infancia me dijo ‘Si tienes una buena idea no tengas miedo de llevarla a cabo. Una idea en la cabeza no vale nada, hay que ejecutarla y ponerla en práctica?. Esto me ayudó mucho a tomar la decisión”.

Otro de los mitos a derrumbar es que, para ser emprendedor exitoso, no hace falta estudiar. Nada más alejado de la realidad.

Aunque en el caso de Gentile, estudió una licenciatura en Administración y otros diplomados, aún sigue formándose, consciente de lo importante que es para el negocio.

Disfrute de la revista en Issuu

Check Also

Fallece una de las cinco hermanas de la casa de moda Fendi

Carla Fendi, una de las cinco hermanas que desarrollaron la empresa de moda que lleva …