Home | Reportajes | Casos y Rostros | Infantes en la red

Infantes en la red

Por Magaly Rodríguez

Mantener una comunicación abierta y enseñar a los pequeños a navegar con seguridad es la mejor manera de protegerlos contra riesgos informáticos. He aquí qué inculcarles:

? No compartir información delicada: el niño debe aprender que los datos personales nunca deben revelarse sin previo permiso de los padres, ya sea en aplicaciones, mensajes, correos o formularios web. El nombre, la dirección de habitación, el teléfono, el correo electrónico, el nombre de su colegio, el sitio donde trabajan sus padres u otros datos sensibles deben mantenerse en total reserva.

Pensar antes de publicar: su hijo debe saber que todo lo que sube a la red está sujeto a ser usado o descargado por otros. Es importante orientarlo a discernir qué fotos, videos o comentarios no deben compartirse. Si el niño tiene perfiles en redes sociales porque sus progenitores lo permiten, deben mantenerse bajo configuración privada como precaución. Según la edad, los padres deben contarse necesariamente entre los contactos y los seguidores deben ser amistades conocidas.

Prevenir el ciberacoso: toca enseñarlos a ser educados en sus intercambios en línea y tratar con respeto a los demás. Escudarse en el anonimato no debe ser excusa para acosar o denigrar a otras personas a través de la red. Los niños deben aprender a manejar sus conflictos en el mundo real en lugar de mancillar la reputación de sus compañeros con fotos o comentarios crueles, pues lo que allí se registre será luego muy difícil de borrar. Si fuesen víctimas de este tipo de acoso, deben notificarlo enseguida a sus padres, independientemente de lo que se les acuse.

Fijar reglas: es fundamental que los niños naveguen a plena vista. Su computadora debe situarse en un área social del hogar. Si ya se les permite tener dispositivos propios como celulares o tabletas, es ideal que se fijen reglas sobre la frecuencia y duración de uso. Cabe darles instrucciones sobre los sitios que pueden visitar y también habilitar filtros y aplicaciones de control parental que restrinjan el acceso a páginas inadecuadas según su edad.

Notificar interacciones incómodas: los padres deben indicarle al niño qué es aceptable y qué no en términos de respeto y seguridad en la red. Si alguien le envía un mensaje morboso o pretende obligarlo a revelar información, enviar fotos o afines, debe informarlo enseguida a sus representantes. De igual modo, si un extraño al que se conoció en línea sugiere reunirse con el niño, este debe estar preparado para solicitar primero la autorización parental, encontrarse en un sitio público, hacerse acompañar por un adulto de confianza, etc.

No ceder sus contraseñas: aunque los pequeños tienden a compartirlo todo con sus amigos, es necesario enseñarles que no deben hacer lo mismo con sus claves de acceso; solo sus padres deben tener esta prerrogativa. Así serán menos vulnerables a personas que puedan manipular más adelante su información.

Pedir permiso para instalar programas y aplicaciones: en lugar de darle carta blanca al niño para que descargue cualquier software que le llame la atención, es básico inculcarle que pida autorización previa y enseñarlo a navegar esencialmente en redes protegidas. Es una forma de evitar la instalación maliciosa de virus y otras amenazas que pueden pasar inadvertidas. De igual modo, toca mantener los antivirus al día.

Papás protectores

Aunque los progenitores acostumbren ser muy extrovertidos en su faceta digital, es fundamental que sepan proteger a sus niños de individuos inescrupulosos que puedan aprovechar la data que los adultos publiquen. Como ejemplo, es preferible no subir públicamente a las redes fotos de los niños con poca ropa, que por tiernas que parezcan pudiesen ser aprovechadas por terceros con fines poco nobles. Según el caso, también conviene pensarse la conveniencia de revelar sus rutinas o dónde estudian por razones de seguridad.

Disfrute de la revista en Issuu

Check Also

Isabel Allende: No hay que dar por sentada la democracia

La escritora chilena Isabel Allende advirtió en una charla en Miami que “hay que permanecer …