Home | Reportajes | Casos y Rostros | Pequeños empáticos

Pequeños empáticos

Redacción Sala de Espera

Con frecuencia algunos pequeños suelen concentrarse en sí mismos, y con su actitud maltratan al prójimo. La empatía no tiene sentido para ellos, y son los padres quienes deben, desde temprana edad, comenzar a fomentar en ellos que lo importante es tener una buena convivencia con los demás.

La sicóloga Carmen Virginia Rodríguez opina que en un mundo tan convulsionado como en el que vivimos, donde el individualismo ha tomado un protagonismo no merecido, y las personas andan en un “yoismo” desmesurado y no les importa lo que le pase al de al lado es importante que enseñemos y reforcemos en nuestros niños, la empatía.

“La empatía es esa capacidad que todo ser humano debe tener de poder ponerse en el lugar del otro, sentir lo que el otro puede estar sintiendo, acompañarlo a buscar su respuesta, pero sin caer en la lástima ni asumir responsabilidades que no le corresponden. Muchas veces esta cualidad es difícil de poner en práctica, ya que se suele confundir con simpatía y en el peor de los casos, con la lástima”.

La especialista especifica que cuando de pequeños nuestros hijos muestran indicios de crueldad hacia otros, porque la inmadurez propia de su edad no les permite ver más allá de sus palabras o acciones, debemos corregir inmediatamente la conducta. “Pero no con agresividad ni con palabras ofensivas porque lo que han dicho es feo, sino con la concienciación debida para llevarlos a la reflexión”.

Advierte que los adultos deben tener la disposición y el sentido común para hacerlos entender sobre lo que dijeron o hicieron en cuanto a maltratar al otro, y ponerlos en el lugar del infante que maltrataron para que experimenten cómo se siente cuando se es la víctima.

Rodríguez dice que con este tipo de corrección comienza una gran enseñanza, la cual puede marcar la diferencia al criar a los hijos y a las hijas para que sean adultos solidarios y comprometidos con las personas significativas en sus vidas, pero también, empáticos y solidarios con todo aquel que, en un momento determinado necesite de su ayuda.

Una manera de enseñarlos desde pequeños a cuidar a otros y a ser responsables y empáticos, es a través de las mascotas en el hogar. Un niño o niña capaz de querer y cuidar a una mascota adquiere un aprendizaje vivencial. “Eso nos ayuda inclusive a darnos cuenta de cuán crueles pueden ser. Un niño o niña que tienda a maltratar las mascotas debe ser observado y redirigido en sus acciones. Se le debe explorar su mundo emocional para determinar la razón de dichas acciones de crueldad”, resalta.

La especialista explica que los adultos no deben tomar a la ligera las acciones de crueldad de los niños, ni tomarlo como algo “pasajero”, ya que prácticas mezquinas en infantes pueden ser la base de adultos agresivos, que hacen bullying y son egoístas. “Si como padres nos vemos frente a situaciones parecidas y no sabemos cómo manejarlas, lo inteligente es buscar la ayuda pertinente y a tiempo porque tenemos que fomentar la empatía en nuestros hijos para darle al mundo seres emocionalmente fortalecidos”, puntualiza la especialista.

Disfrute de la revista en Issuu

Check Also

Fallece una de las cinco hermanas de la casa de moda Fendi

Carla Fendi, una de las cinco hermanas que desarrollaron la empresa de moda que lleva …