Breaking News
Home | Reportajes | Casos y Rostros | Redes sociales en la empresa: una aproximación para el profesional de hoy

Redes sociales en la empresa: una aproximación para el profesional de hoy

Por Néstor Romero

Aunque para algunas empresas el uso de las redes sociales, en la dinámica de interacción social y comercial con el cliente, sea novedoso y en ciertos casos difícil de entender, ya nadie discute si es pertinente o no su uso, cuáles son sus implicaciones, ventajas o desventajas; e incluso los blogger se saltan el tan esperado top “10 motivos por los cuales las empresas deberían usar las redes sociales”, porque simplemente ya es indispensable hacer uso de las mismas.

Para ello, bastan las cifras: Internet tiene algo más de 3 mil millones de usuarios en 2016, de los cuales 2,3 mil millones son activos en las redes sociales, el 91% de las marcas de retail usan dos o más canales de redes sociales y los usuarios de Internet tienen 5,54 cuentas en redes sociales de promedio en el mundo. Hay 1 millón de usuarios activos de redes sociales en móviles nuevos cada día. Es decir, 12 cada segundo, y Facebook Messenger y Whatsapp manejan 60 mil millones de mensajes diarios. Ante estas cifras, se despeja la duda.

Sus múltiples beneficios saltan a la vista desde lo más profundo de la estructura organizacional de la empresa y han transformado la dinámica comunicacional entre la empresa y el consumidor, muy diferente a la que se conocía hace tan sólo dos generaciones atrás. Ahora se llama la revolución 2.0 e incluso 3.0, donde el peso de poder en la relación comercial no es ya la marca, sino los usuarios y las relaciones entre éstos.

Gracias a la inmersión de la empresa en las redes sociales en estos últimos años, ha sido posible la evolución en muchos sentidos: las marcas descubrieron que era necesaria su humanización; se entendió la importancia de la planificación estratégica para la publicación de contenidos; y se perfeccionaron los esquemas de marketing para llevarlos a plataformas digitales con éxito (Facebook, Instagram, Youtube, Twitter, LinkedIn…), lo cual a su vez ha permitido que cada empresa eligiera el tipo de uso que se le dará. Sus aplicaciones van desde el mero medio publicitario, laboratorio de tendencias, estudios de mercado de nuestro público objetivo o simplemente atención al cliente.

Pero, a pesar de ello, hay algo que ninguna empresa, por pequeña o grande que sea, tiene opción para elegir, y eso es darle un uso inadecuado a las redes sociales. Porque su naturaleza es dicotómica como la de cualquier herramienta, puede ser de gran provecho o una guillotina para el cuello de los que se toman este tema a la ligera, sobre todo en la gestión de la reputación con los clientes, que no siempre en la corta historia de las redes se ha sabido gestionar con criterio.

De cara a las exigencias digitales

Hoy en día sabemos que antes de postear debemos analizar, planificar y definir qué redes utilizar, qué tipo de contenidos irá en cada una de ellas, cómo será administradas y por quienes. Redes sociales como Facebook, Instagram, Youtube, Twitter, LinkedIn o Snapchat son muy diferentes en público y en formato. El grado de complejidad avanza cuando debemos plantearnos la personalidad de la marca, el tipo de target que se pretende atraer, las acciones que serán coherentes para que la personalidad de la marca atraiga como imán los ansiados followers, y toda la estrategia de neuromarketing que está detrás de cada campaña, irresistible al clic en las redes sociales, para que adquieran la rentabilidad de ellas se espera. Y como conclusión, las redes sociales han venido para quedarse largo tiempo, y debemos pensar que no están hechas para vender, están hechas para comunicar. Si no comprendemos este sentido, nuestra empresa no podrá sacarle todo su jugo al conocido como marketing de atracción en las redes sociales.

Sobre Néstor Romero

Ingeniero por la Universidad de Córdoba (España) y experto en Posicionamiento Web, Marketing Digital, Analítica en Internet y Redes Sociales. Compagina su labor profesional gestionando gran variedad de proyectos online en múltiples países del mundo con la docencia en Quality Leadership University y otras universidades y escuelas de negocio en Latinoamérica y Europa.

Quality Leadership University fue fundada en 1997 bajo la visión de ofrecer el más alto nivel académico en Panamá y con el objetivo de preparar líderes y profesionales que contribuyan al desarrollo de la región. Miles de panameños y extranjeros de todas partes del mundo recibido sus diplomas en licenciatura, maestría o educación ejecutiva en diversas áreas profesionales y mantiene acuerdos académicos con universidades reconocidas mundialmente como Florida International University, Towson University, Universidad de Chile, Universidad Politécnica de Madrid e Illinois State University. Es una de las instituciones que ofrece en Panamá formación en redes sociales y marketing digital, a nivel de cursos, diplomado y maestría. Disfrute de la revista en Issuu

Check Also

¡Adiós vacaciones! ¿Bienvenida la escuela?

Por Jacqueline De los Ríos de Urbanc – Fotos: Focus Pocus LTD Para los niños …