Home | Destacado | Cómo afrontar el calor: el verano también afecta a las mascotas

Cómo afrontar el calor: el verano también afecta a las mascotas

Por Felicitas Fehrer (dpa)

No solo a las personas les afectan las altas temperaturas que el verano trae consigo en algunos lugares. También muchos animales de compañía lo pasan mal cuando el termómetro marca 30 grados centígrados o más.

Algunos animales corren incluso riesgo de morir por un golpe de calor. “Los más proclives son los animales sin glándulas sudoríparas, como los perros o los conejos”, dice la veterinaria alemana Astrid Bernardi.

¿Cómo se puede reconocer un golpe de calor? “La alarma debería sonar cuando un perro jadea mucho y la saliva se vuelve espesa”, explica Bernardi.

“Muchas veces, el peligro se reconoce también en un fuerte enrojecimiento de las partes visibles de la piel, como por ejemplo la parte interior de las orejas”, apunta Lisa Michelt, también veterinaria.

“En el caso de los animales más pequeños, se reconoce porque se retraen respirando muy deprisa en una esquina de su jaula”, señala Michelt.

En esos casos hay que actuar rápido. “El animal debe ser trasladado inmediatamente a un lugar fresco en sombra y hay que suministrarle agua”, explica. A los perros y a los gatos se les puede poner encima una toalla empapada en agua.

Si el animal pierde la consciencia, debe ser tratado lo antes posible por un veterinario.

Pero lo mejor es tener en cuenta varias cosas para evitar que llegue a producirse una situación semejante.

En el caso de los perros, estos deberían tener siempre posibilidad de refrescarse. Lo más importante es que dispongan de un lugar en sombra y agua en abundancia.

“A los perros que por sí mismos no beben mucho agua se les puede echar agua en la comida”, dice Bernardi.

Cuando el termómetro se dispara, salir de paseo debería quedar para primera hora de la mañana y última de la noche.

Regina Schmidt, de una asociación protectora de animales alemana, llama la atención sobre algo que muchas veces se olvida. “Un perro nunca debe quedar solo en un automóvil en el verano, tampoco cinco minutos”, subraya.

En el automóvil tambien hay que evitar que durante el viaje saque el hocico por la ventana porque el viento que se produce por la velocidad puede provocarle irritación en los ojos y las orejas.

Muchos dueños de perro rapan el pelo de los animales en verano. Pero esto no es bueno para la mayoría de las razas. “Con la excepción de los perros con un pelaje muy gordo, hay que prescindir de hacer eso”, dice Schmidt.

Los gatos, al contrario que los perros, no suelen ser muy dependientes de sus dueños. Ellos mismos se buscan constantemente lugares frescos a los que retirarse.

De todas formas, sus dueños deben tener varias cosas en cuenta. Una de ellas es, como en el caso de los perros, que no deben dejarlos jamás en el automóvil o colocar su transportín en el sol.

También, por supuesto, deben tener agua suficiente a su disposición. “Con temperaturas altas, es bueno ofecerles un cojín de huesos de cereza enfriado en el congelador”, dice Schmidt.

Tampoco la comida debe quedar al sol. “Sobre todo la húmeda”, advierte, “ya que se estropea rápidamente y puede provocar enfermedades peligrosas”.

Los conejos, por su parte, son muy sensibles a las altas temperaturas y tienen una circulación sanguínea muy débil.

Su jaula nunca debe estar a pleno sol y es importante que tengan posibilidades de ventilación. Las jaulas cerradas completamente deben quedar siempre descartadas.

Cuando un conejo o una cobaya tienen un golpe de calor hay que llevar al animal a un lugar fresco y en sombra y darle agua para que la circulación se recupere.

“No es aconsejable en esos casos meter al animal en una caja y llevarlo al veterinario porque ese estrés adicional puede hacer que no sobreviva”, dice Bernardi.

En el caso de los pájaros, tanto los que están en una pajarera como en una jaula deben tener suficiente sombra y agua. La ventilación debe también estar garantizada.

“En caso de calor extremo se puede pulverizar agua sobre los animales”, dice Michelt.

Cuando viven en libertad, los pájaros también están bajo la lluvia, así que el agua no es malo para ellos.

Estos animales tienen no obstante bastante capacidad de regular su temperatura y, por ejemplo, se airean ellos mismos con rápidos aleteos.
DPA

Check Also

Cinco elefantes mueren atropellados por un tren en India

Cinco elefantes que cruzaban las vías en una plantación de té en el noreste de …