Home | Reportajes | Sala Verde | El estadio más verde del mundo está en Brasilia

El estadio más verde del mundo está en Brasilia

Reconocida por su arquitectura como Patrimonio Cultural de la Humanidad hace 26 años, Brasilia aspira a ser distinguida ahora como la ciudad con el estadio de fútbol más verde del mundo.

El estadio Mané Garrincha fue reconstruido para ser sede del Mundial-2014. La obra se inició en 2010 y fue inaugurada el 18 de mayo de 2013 a un costo de aproximadamente 476 millones de dólares.

El renovado escenario, cuya fachada de pilares en círculo llama fuertemente la atención, contará con sistemas únicos de energía solar y aprovechamiento de agua de lluvia para este tipo de lugares.

“El estadio tiene una serie de recursos que le permiten generar más energía de la que consume a través de paneles solares. También podrá recuperar el agua de lluvia y cubrir el 80% de sus necesidades”, dijo a la AFP Vicente Castro Mello, de Castro Mello Arquitectos, responsable del proyecto.

Una de las características que más llama la atención del Mané Garrincha es su techo. Construida con materiales especiales, la cubierta absorbe y descompone la contaminación del aire, y reduce el calor interno, lo que evita el aire acondicionado o cualquier otro tipo de ventilación artificial.

De esa forma el estadio mundialista, gracias a su cubierta, retirará de la atmósfera los gases contaminantes del aire, en una cantidad aproximada a la que producen cerca de 1.000 vehículos por día, según el gobierno de la capital brasileña.

Asimismo, el escenario con capacidad para 71.000 plazas, y que espera albergar grandes espectáculos artísticos, está ubicado en una zona de fácil acceso para caminantes y ciclistas, lo que desincentiva el uso de vehículo.

El estadio contará con un estacionamiento para 3.500 bicicletas. En su intento por ser un estadio completamente verde, dispondrá de un sistema único de tratamiento de residuos. “Así que platos, cubiertos, vasos, servilletas, serán biodegradables, y ya no se necesitará diferenciar los desechos”, afirmó a la AFP Ian McKee, director de sustentabilidad de Castro Mello Arquitectos.

Todas esas características hacen que el estadio Mané Garrincha, nombre del célebre jugador brasileño de los años 60, esté en camino de recibir el certificado máximo de sustentabilidad, el sello Leed Platinum.

Hoy ningún estadio de fútbol en el mundo cuenta con esa distinción, según las autoridades de la capital brasileña.

Reviva el Impreso On line

Check Also

Chile lanza campaña contra el uso de bolsas plásticas

Con un enorme globo terráqueo hecho de bolsas plásticas, se lanzó este jueves una campaña …