Home | Reportajes | Sala Verde | Muros verdes

Muros verdes

Los jardines verticales surgen como un nuevo concepto que reverdece paredes maximizando el uso del bien más escaso en la ciudad: el espacio.

Por Alejandro Candenas — acandenas@ecodesarrollos.com

Esta técnica integra la vegetación y la arquitectura de una forma natural, entregando colores y formas a los espacios interiores y al entorno urbano, calidad de vida a las personas, beneficios medio ambientales, todo de una manera innovadora y sustentable. Así, fachadas de edificios públicos y privados, apartamentos, hoteles, oficinas, restaurantes son lugares propicios para la instalación de un jardín vertical.

Los muros verdes no sólo otorgan un alto valor estético al espacio en el que se incorpora, sino que aportan multitud de beneficios:

Beneficios ambientales

Los jardines verticales, como cualquier incremento de masa vegetal, suponen un aporte más a la reducción del calentamiento global y del efecto isla de calor en las ciudades. También mejoran la calidad del aire al absorber CO2 y atrapar distintos tipos de contaminantes. Incremento de la salud y el bienestar: muchos estudios demuestran que los ambientes que incorporan vegetación en su entorno tienen un impacto positivo, tanto psicológico como orgánico. Por ejemplo, el acceso visual de elementos naturales favorece la recuperación en los procesos hospitalarios e incrementa la satisfacción y productividad en el trabajo. Si no se dispone de espacio o presupuesto para cubrir todo un muro se puede optar por un cuadro vivo, que son en realidad pequeños y originales jardines verticales.

Ahorro energético

Los jardines verticales exteriores tienen una alta capacidad de aislación térmica ya que retienen una capa de aire dentro de la masa vegetal, reducen la temperatura ambiente a través de la evapotranspiración, y proporcionan amortiguación contra los vientos fríos durante el invierno.

Reducción de los niveles de ruido

La combinación del sustrato, plantas y aire contenidos en un jardín vertical actúa como una efectiva aislación frente al ruido. Así, colocados en el exterior disminuyen la contaminación acústica y ubicados en el interior colaboran a reducir los niveles de ruido en viviendas, oficinas o restaurantes.

Imagen de empresa

Los edificios, productos y servicios sustentables proporcionan una mejor posición en el mercado, y los jardines verticales son un símbolo fácilmente reconocible para aquel agente que desee identificarse con un perfil “verde”.

Incremento de la biodiversidad

Los jardines verticales ayudan a mitigar la pérdida de biodiversidad urbana si se hacen uso de especies vegetales autóctonas y se proyectan como hábitat para insectos polinizadores, invertebrados y pequeñas aves.

Agricultura urbana

Los jardines verticales ofrecen la oportunidad de cultivar pequeñas frutas, vegetales y hierbas aromáticas, generando espacios de cultivo urbano donde no existe suelo disponible para plantar huertas.

Revalorización de espacios urbanos

En el ámbito público los jardines verticales pueden estimular espacios desatendidos que por sí mismos no tendrían ningún atractivo. Como hemos visto, los jardines verticales son elementos con un resultado estético especialmente atractivo, que aportan múltiples beneficios y que además tienen todavía grandes posibilidades de desarrollo. Pero debemos saber que al ser ecosistemas vivos de una complejidad técnica importante es fundamental contar con verdaderos especialistas para su diseño, ejecución y mantenimiento.

Disfrute de la revista en Issuu

Check Also

Dos sismos sacuden la costa sur de Perú, que busca prevenir eventos mayores

Dos sismos de 3,8 y 3,6 de magnitud sacudieron la mañana de este jueves la …