Home | Tecnología | Desconexión digital por ley

Desconexión digital por ley

Por Froilán Fernández

El primero de enero pasado entró en vigor en Francia la “desconexión digital”, que se entiende como el derecho de los trabajadores a dejar de responder a mensajes cuando terminan su jornada laboral. Esto convierte a Francia en país pionero, pero todavía quedan incógnitas sobre cómo se aplicará la nueva ley.

Esta ley llama a la reflexión sobre el uso creciente de teléfonos y tabletas en cuestiones relacionadas con el trabajo, aún cuando se está fuera del horario laboral, es decir, que se estaría aumentando el número de las horas que estipula el contrato de trabajo. Un porcentaje notorio de los cargos directivos, por otra parte, están permanentemente conectados.

Desde el primero de enero la nueva normativa obliga a las compañías con más de 50 trabajadores a abrir negociaciones sobre el derecho a la desconexión, es decir, a no responder a los mails o a los mensajes profesionales fuera de la jornada laboral o cuando los empleados estén de vacaciones.

Sin embargo, el texto no obliga a llegar a un acuerdo ni tampoco fija ningún plazo para las negociaciones. Por eso, las empresas podrían limitarse a redactar una guía orientativa sin la participación de la nómina.

En teoría, todos los trabajadores pueden reclamar su derecho a la desconexión pero deberán hacerlo ante un tribunal laboral, aportando pruebas de que su tiempo de reposo es insuficiente.

“El reposo conectado es igual que un turno o una guardia”, afirma el profesor de derecho Emmanuel Dockes, que recuerda que antes de la ley los trabajadores ya podían reclamar su derecho a desconectarse.

Además, tampoco está claro cómo se podrá aplicar la ley a los que trabajan en el extranjero o en zonas horarias distintas.

Horario indefinido

Según Sylvain Niel, un abogado laboralista del gabinete Fidal, la cuestión de fondo es “la de la carga laboral y la del tiempo real de trabajo”, porque en la era digital es posible trabajar en cualquier lugar y a cualquier hora del día o de la noche.

A esta extensión del horario le sumamos herramientas de mensajería como WhatsApp o Facebook Messenger, sólo por mencionar dos de las más prominentes, que si bien comenzaron como medio de contacto entre familiares y amigos, se extendieron rápidamente al ámbito vecinal y laboral. El uso de los grupos de WhatsApp está tan generalizado que es frecuente tener uno o varios grupos que tratan temas laborales y algunos casi que se asumen como vehículos “oficiales” de notificación.

Por su parte, Jean-Luc Molins, del sindicato Ugict-CGT, asegura que “todo el mundo no tiene la misma capacidad de desconectarse” y que en un contexto de desempleo elevado “las empresas tienden a favorecer la disponibilidad inmediata” de los trabajadores.

Check Also

Burlas y advertencias de seguridad tras cierre temporal de cuenta Twitter de Trump

Inicialmente, Twitter anunció que la cuenta, que tiene 41,7 millones de seguidores, había sido desactivada …